Las revoluciones de un auto: guía completa y consejos útiles

revoluciones de un auto

¿Qué significa RPM?

Las siglas RPM hacen referencia a las Revoluciones Por Minuto de un motor de automóvil o motocicleta. En términos simples, las RPM representan las vueltas que realiza el cigüeñal del motor por minuto. Es como la escena de la película Titanic en la que el barco acelera y el motor gira más rápido cada vez que se le añade más carbón. En este caso, el cigüeñal del motor sería lo que gira y cada vuelta se considera una RPM. El acelerador del automóvil sería el equivalente al carbón en el barco. Por lo tanto, al acelerar el automóvil, el motor gira más rápido y aumentan las RPM. A su vez, al acelerar más, se inyecta más combustible y se genera un mayor gasto económico, hay que tener cuidado con eso.

En los vehículos mecánicos, que generalmente tienen 5 o 6 marchas, se sigue una lógica definida:

  • En primera marcha, hay más fuerza y menos RPM, lo que significa que cada vuelta del motor expresa potencia en su giro, no velocidad.
  • La segunda marcha tiene menos fuerza y un poco más de RPM, y así sucesivamente hasta llegar a la última marcha.
  • Finalmente, en la quinta marcha, el motor se mantiene suelto, con muchas más RPM y menos fuerza que al principio del movimiento.
  Ahumador: cómo hacer y usar en Minecraft, funcionamiento y crafteo

Recuerda obtener un Informe Autofact con el historial más completo y actualizado de tu vehículo.

¿Qué ocurre cuando conduzco a altas RPM?

Conducir a altas RPM tiene principalmente dos consecuencias. La menos perjudicial para el automóvil, pero sí para nuestro presupuesto, es que aquellos que gustan de conducir rápidamente o cerca del límite de velocidad, consumirán más rápido el combustible del tanque. El otro problema es más grave.

Si acostumbras a llevar el motor a altas revoluciones, e incluso abusas de ello y tardas en cambiar de marcha, corres el riesgo de sobrecalentar el motor, fundirlo y tener que repararlo por completo. ¿Por qué sucede esto? Porque es necesario cambiar de marcha a tiempo para aliviar el motor cuando se alcanzan las RPM correspondientes a la siguiente marcha. De esta manera se evita el sobrecalentamiento y permite que el motor gire a las RPM adecuadas según la velocidad.

¿Cuándo es recomendable conducir a altas RPM?

No es necesario llevar las cosas a extremos. Sin embargo, hay situaciones donde conducir a altas RPM puede ser beneficioso. A continuación, se presentan algunos ejemplos:

  1. En áreas de alta congestión vehicular o en situaciones donde el automóvil funcione a bajas RPM durante mucho tiempo, es posible que el catalizador de algunos vehículos se obstruya debido a la falta de liberación adecuada de los gases de escape. No se recomienda mantener siempre una conducción a bajas RPM para ahorrar combustible, ya que esto puede tener consecuencias negativas a largo plazo. Es importante cuidar el funcionamiento del vehículo.
  2. Al enfrentarse a una pendiente ascendente, es necesario acelerar lo suficiente para evitar que el automóvil se detenga o, peor aún, retroceda.
  3. Al realizar un adelantamiento en carretera, es posible que sea necesario cambiar a una marcha más baja, dependiendo de las circunstancias y las capacidades del vehículo. Al hacer esto, las RPM aumentarán naturalmente, pero también lo hará la potencia del motor.
  4. En general, no es recomendable conducir a RPM muy bajas, ya que además de obstruir el catalizador, esto puede causar otros daños al motor al exigirle realizar acciones por debajo de su rendimiento óptimo. Es importante tener en cuenta que el torque máximo y la potencia máxima de un automóvil no se manifiestan a RPM mínimas, generalmente se encuentran cerca de las 3.000 RPM o más, aunque esto depende del tipo de vehículo y modelo.
  Cómo solucionar el error al procesar una imagen en Facebook para historias

Más de 30 mil personas confían en Autofact. Realiza transferencias de forma fácil, rápida y segura.

¿Existen reglas sobre las revoluciones a las cuales se debe conducir?

No existe una velocidad específica para cierto número de RPM, todo depende del uso que se le esté dando al vehículo.

En terrenos difíciles o actividades de todoterreno, es posible que sea necesario conducir a 4.000 RPM en segunda marcha, y esto puede ser completamente correcto. Al mismo tiempo, se puede conducir a 3.000 RPM en la Ruta 5 rumbo al norte a 100 km/h con el motor trabajando de manera eficiente en quinta marcha.

  Cómo abrir un archivo VCF en Excel: guía paso a paso

La mejor manera de determinar si las RPM, la velocidad y las marchas están sincronizadas son:

  1. Prestar atención al sonido del motor. El motor no debe tener un sonido excesivamente alto, si esto sucede, es hora de cambiar de marcha. Se debe cambiar antes de que el motor comience a «gritar».
  2. Es posible que se sienta una vibración en el automóvil, especialmente en las marchas más bajas, cuando es necesario cambiar. Es importante estar atento a estas señales.
  3. Observar el tacómetro, que muestra las RPM, de manera regular. Por lo general, se realiza el cambio de marcha entre las 2.000 y 3.000 RPM. No se debe depender únicamente del tacómetro; también es necesario prestar atención al sonido y la sensación del motor.

Informe Autofact

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio