Administración para la Toma de Decisiones: Estrategias y Etapas para Aprender a Decidir

administracion para la toma de decisiones

La toma de decisiones en la administración es un proceso clave tanto en el ámbito empresarial como en el hogar. Para una empresa, la toma de decisiones es fundamental para su consolidación y éxito. En los análisis gerenciales, muchas veces la solución encontrada es el resultado de una correcta toma de decisiones en administración.

Es importante destacar que la toma de decisiones estratégicas en administración implica una gran responsabilidad para aquellos que ocupan cargos de administradores o gerentes. Este proceso conlleva riesgo, planeación y la consideración de diferentes alternativas. Es por esto que es crucial contar con conocimientos, experiencia y seguridad personal en el tema.

Existen dos mecanismos principales que impulsan la toma de decisiones en administración:

  • Racionalidad: Es un proceso en el cual se elaboran modelos sencillos para analizar las características de los problemas sin enfatizar en su complejidad.
  • Intuición: Es un enfoque donde las decisiones se toman de manera inconsciente, basadas en una experiencia dilatada.

En cualquier caso, es recomendable seguir pasos que conduzcan a la mejor selección, incluyendo métodos cuantitativos que ayuden a definir los beneficios y riesgos involucrados en la decisión. La toma de decisiones en administración es un proceso complejo, pero siguiendo ciertas etapas se puede lograr el éxito en ella.

  ¿Qué es un grupo de mando? Aprende a lograr un equipo eficaz y actualizado

A continuación, presentamos las ocho etapas que están implícitas en la toma de decisiones en administración:

  1. Identificar la diferencia entre el estado actual de la situación y el estado deseado.
  2. Contar con la autoridad, dinero, información y recursos necesarios para actuar.

Como podemos ver, la toma de decisiones en administración es un proceso crucial que requiere de análisis, planificación y una evaluación exhaustiva de las diferentes opciones disponibles. Ya sea en el ámbito empresarial o en el hogar, comprender y aplicar adecuadamente este proceso nos permitirá alcanzar los resultados deseados y mantener todo en orden.

Determinar los criterios

Para la toma de decisiones es necesario señalar la pauta o los métodos que resultan relevantes para solucionar el problema. En algunos casos existe una especie de protocolo basado en un abanico de criterios que guían en su cometido.

Priorizar de forma correcta los criterios

Siempre se buscará seleccionar criterios más relevantes que impulsen la toma de decisiones, es decir, se basan en las necesidades, ¿qué se pretende lograr? ¿en qué tiempo? ¿a qué costo? Normalmente existe un criterio preferente, y el resto se pueden ponderar comparándolos entre ellos y valorándolos en relación al preferente. Se deben considerar los siguientes aspectos:

  • Voluntad
  • Dirección
  • Propósito
  • Concreción

El desarrollo de alternativas

Siempre debe haber un haz bajo la manga, de esto se trata el desarrollo de alternativas, pues consiste en ser capaz de obtener y presentar todas las opciones factibles que podrían resolver el problema con éxito.

El análisis de las alternativas

Las fortalezas y las debilidades de cada alternativa deberían ponerse de manifiesto de forma clara una vez comparadas con los criterios seleccionados y ordenados en la segunda y la tercera etapa.

La selección de una alternativa

El proceso de toma de decisiones

Una vez que se han establecido y presentado todas las alternativas y se han evaluado según los criterios establecidos y jerarquizados, es el momento de elegir una sola alternativa, la mejor opción.

Implementación de la alternativa elegida

La primera acción a tomar para llevar a cabo la decisión es comunicarla a las personas afectadas e involucrarlas en el proceso. Es más fácil lograr su compromiso si aquellas responsables de ejecutar la decisión participan desde el inicio del proceso.

Evaluación de la efectividad de la decisión

Una vez implementada la decisión y adoptada la solución, es fundamental evaluar los resultados obtenidos para verificar si se ha corregido el problema. Si el problema persiste, se debe analizar en qué fase anterior se cometió un error y enfrentar una nueva decisión respecto a la decisión inicial.

Aprende a tomar decisiones

Tomar decisiones no es una tarea sencilla, pero se pueden adquirir herramientas y conocimientos que te ayudarán a enfrentar este desafío. En la Escuela de Negocios Especializada en Formación Online, encontrarás la oportunidad de realizar cursos y postítulos relacionados con el área de la administración que te brindarán las habilidades necesarias para tomar decisiones de manera efectiva.

  Definición y Guía Sobre el Manual de Organización: Funciones, Recursos Humanos y Organización Empresarial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio