Revisión de problemas: Mi auto no parte, ¿qué puede estar sucediendo?

auto no parte

Informe de Autofact

Adquiere el informe de Autofact de cualquier matrícula y obtén información sobre los antecedentes de un vehículo en cuestión de minutos

¿Qué puede estar sucediendo si mi auto no se enciende?

Tener un vehículo es una gran ventaja debido a la autonomía y movilidad que ofrece, pero también puede implicar algunos inconvenientes cuando se trata de pagar por mantenimientos o cuando surgen problemas que no podemos identificar fácilmente.

Uno de los problemas más comunes es que el auto no arranque, por lo tanto, a continuación enumeraremos algunas de las causas más frecuentes para este problema:

Problemas con la batería del vehículo

La batería es la causa más básica y se puede verificar su carga encendiendo las luces del vehículo. Si las luces no se encienden o lo hacen de manera débil, es posible que la batería esté descargada.

Una batería puede descargarse si dejamos sistemas eléctricos encendidos por mucho tiempo con el motor apagado, como las luces, la radio, el aire acondicionado, ya que consumen corriente eléctrica hasta agotar la batería.

También es posible que una batería se agote al alcanzar el final de su vida útil, que suele ser de aproximadamente 4 años o 60.000 kilómetros. Sin embargo, esto puede variar, ya que el clima también tiene un impacto, siendo el frío el principal enemigo de las baterías y su duración.

Si notas que tu vehículo tiene dificultades para arrancar y te das cuenta de que la batería no tiene el mismo rendimiento de siempre, se recomienda cambiarla, ya que los arranques difíciles constantes pueden desgastar otras piezas y generar problemas más graves en el futuro.

Componentes responsables de la conducción de corriente eléctrica en el vehículo

Si la batería está en buen estado pero no se establece conexión, es necesario revisar los elementos encargados de transmitir la corriente eléctrica.

Los cables que se conectan a la batería y alimentan el motor de arranque y el motor principal deben estar firmemente sujetos, en buen estado y sin señales de deterioro. Además, es posible que el problema esté relacionado con las bujías o el sistema encargado de alimentarlas, como la bobina de encendido.

Es importante reemplazar estos cables, que transmiten grandes cantidades de energía, periódicamente según las indicaciones del fabricante de las piezas. Puede obtener más información sobre la importancia de un buen plan de mantenimiento preventivo en nuestro artículo dedicado a este tema.

Inconvenientes con los fusibles

Los fusibles también pueden causar problemas en el arranque del vehículo. Si uno de los fusibles relacionados con el sistema de arranque se quema, es necesario sustituirlo para que el coche vuelva a funcionar correctamente. Por lo general, se accede a ellos desde el interior del vehículo y el manual del propietario proporciona información específica sobre su ubicación.

Dentro de esta categoría, también se encuentran piezas más complejas cuya falla puede afectar el arranque del vehículo, como el relé de arranque, la unidad de control electrónico (ECU), el sistema de encendido y las llaves con CHIP y su sensor, entre otros elementos.

Inconvenientes con el motor de arranque

El motor de arranque es un componente crítico en el sistema del vehículo y cuando falla, es necesario llevarlo al taller de inmediato, al igual que con la falla del alternador.

Como se puede apreciar, existen múltiples fallas que pueden afectar el arranque del vehículo, con diferentes niveles de dificultad en su reparación. Algunas son fáciles de identificar y solucionar, mientras que otras requieren la asistencia de un taller mecánico.

¿Cómo asegurar el correcto funcionamiento de mi vehículo?

Con el fin de evitar enfrentar este problema, se recomienda realizar los mantenimientos según las indicaciones del manual del automóvil y estar atento a los síntomas que el vehículo presente durante la conducción.

Es esencial que el automóvil sea inspeccionado por un profesional de confianza en un taller reconocido. Aunque en ciertas ocasiones podamos resolver pequeños inconvenientes por nuestra cuenta, siempre se debe velar por el buen estado mecánico del vehículo. Esto se debe a que, más allá de las molestias momentáneas, la seguridad tanto propia como la de los pasajeros podría verse comprometida debido a una falla mecánica no abordada a tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio