Livor Mortis: Entendiendo este fenómeno cadavérico y su importancia en la gestión funeraria

livor mortis

Livor Mortis y los fenómenos cadavéricos

La muerte de una persona puede producirse en multitud de circunstancias diferentes. Por ello, el livor mortis, que es la manifestación de las livideces cadavéricas, supone una herramienta muy útil para conocer los hechos, la posición o el momento en que se produjo la muerte. ¿Quieres saber más sobre el livor mortis? En este post descubrirás cómo se manifiesta y cuál es su importancia a la hora de obtener información que puede ser vital para esclarecer el contexto de la muerte de las personas.

CURSOS PARA FUNERARIAS

El sector de los servicios funerarios es el más interesado en conocer todos los aspectos relacionados con la muerte. No obstante, el livor mortis puede tener también interés en el área de la criminología. Ahora bien, en uno u otro caso, los profesionales que trabajan en este sector deben contar con las competencias profesionales necesarias. Además del tratamiento de los cadáveres, también deben diseñar estrategias de promoción y comercialización de servicios funerarios. Si este es tu caso, te recomendamos que te matricules en el curso de marketing para funerarias, para aprender a captar clientes tanto en el ámbito digital como en el offline.

Livor mortis: ¿En qué consiste?

El fallecimiento de una persona trae consigo que el cadáver sufra algún tipo de transformación que recibe el nombre de fenómenos cadavéricos. Entre ellos, se encuentra el livor mortis, que se manifiesta a corto plazo. Estos fenómenos se pueden clasificar en inmediatos o tardíos, siendo los inmediatos los que ocurren en las primeras horas desde que se produce la muerte y los tardíos los que se manifiestan más tarde.

  Las carreras de oficina mejor pagadas: Descubre y Estudia en Euroinnova

Físicamente, el livor mortis se manifiesta en la coloración de la piel una vez fallecida la persona en las horas siguientes. También se produce la deshidratación del cuerpo, el enfriamiento, la rigidez o el espasmo cadavérico.

¿Cómo aparecen las livideces?

El livor mortis o livideces cadavéricas surgen una vez pasados entre 25 y 30 minutos después de la muerte en la zona del cuello, en el caso de que la posición en la que falleció fuera acostado. En otros casos, este rango de tiempo puede ser superior.

Superada la hora y 45 minutos tras la muerte, estas manchas comenzarán a expandirse y ocupar zonas más extensas del cuerpo de forma progresiva, hasta finalizar las doce horas, momento en el cual remitirán. Después de este periodo, las livideces cadavéricas se mantendrán inalterables hasta que comience la descomposición, que mostrará la piel más pálida, alcanzando el tono color cera habitual de los cadáveres.

Livor mortis: ¿Por qué es tan importante?

Responder a por qué es importante el livor mortis es sencillo: conocer todas las circunstancias en torno al momento de la muerte o la posición en la que se produjo. Ahora bien, de una forma más concreta, la importancia del livor mortis se encuentra en los siguientes puntos:

  • Posibilidad de diagnosticar la muerte, ya que, las livideces cadavéricas se manifiestan entre las 12-15 horas después del deceso.
  • Conocer la hora exacta en la que murió esa persona, puesto que el desarrollo de las manchas sirve como indicativo en cuanto a conocer la hora exacta del fallecimiento.
  • Determinar la posición en la que se produzco el fallecimiento.
  Todo sobre el tendido eléctrico: Funcionamiento, tipos de instalación y cursos para dominar la electricidad en tu hogar

Aparte del livor mortis ¿Qué otros fenómenos cadavéricos existen?

El livor mortis forma parte de lo que se conocen como fenómenos cadavéricos. Ahora bien, existen otros como son los siguientes:

  • Autolisis: como consecuencia de los enzimas, se produce la destrucción de los tejidos creados por el organismo. En el caso de destruirse zonas necrosadas de forma general, recibe el nombre de autolisis, si se produce de forma parcial, se llama lesión.
  • Antropofagia cadavérica: consiste en la destrucción de los tejidos como consecuencia de la acción de lo que se denomina fauna cadavérica como son las moscas, las ratas o los perros.
  • Putrefacción cadavérica: la descomposición aquí se produce en la materia orgánica y tiene su origen en la actuación de las bacterias sobre el cadáver que pueden proceder del mismo organismo o introducidas a través de una herida.
  La Place: Información detallada e histórico de cursos de CFT Laplace

Livor mortis y rigor mortis

La expresión rigor mortis es más conocida que la de livor mortis, ahora bien, ambos conceptos son distintos. Mientras que el livor mortis se manifiesta en la coloración de la piel de la persona fallecida, el rigor mortis tiene se refiere a la rigidez, la inflexibilidad de las extremidades o la dificultad para manipular un cadáver tras la muerte. Además, el rigor mortis se produce como consecuencia de un cambio químico en los músculos, y el livor mortis como consecuencia de la acumulación de sangre en las zonas que aparecen de un tono rojizo o amoratado.

Interesante ¿Verdad? Esclarecer las circunstancias de una muerte mediante el livor mortis es una evidencia más de la infinidad de oportunidades que ofrece el sector de las funerarias. Por ello, cada vez más profesionales ponen el foco en una industria que no para de crecer y repleto de perfiles de diferente tipo. Por ello, si se desea acceder a trabajar en funerarias con unas competencias profesionales adecuadas a las diferentes especialidades que admite este sector, es recomendable hacerlo con una formación en cursos de funerarias para lograrlo.

POSTGRADO ONLINE ESPECIALIZADO EN DUELO Y ATENCIÓN FUNERARIA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio