Como desinfectar un piercing: Guía práctica y consejos esenciales

como desinfectar un piercing

Cuentas Pendientes: ¿Cómo desinfectar un Piercing?

CURSO HIGIENICO SANITARIO

¡Conoce nuestro Curso Higiénico Sanitario para Profesionales del Piercing, Tatuajes y Micropigmentación + Titulación Universitaria!

¿Cómo saber si se ha infectado un piercing?

A la hora de hacerse un piercing existe la probabilidad de que este pueda infectarse y provocar algún tipo de dolor o incomodidad que haga identificable a esta infección. Ahora bien, en muchos casos, no se detecta a simple vista, sino que se tienen en cuenta unos indicios para evitar tener que enfrentarte a la pregunta sobre ¿Cómo desinfectar un piercing?. Entre estas señales se encuentran:

  • Pasados 1 ó 2 días aún sigue enrojecida la zona o ha empeorado. Lo habitual es que tras una perforación en la nariz, en la oreja o en cualquier otra parte, la zona tenga un color rojizo. Ahora bien, en caso de que persista este enrojecimiento durante más de dos días o incluso se extienda a otra área de mayor tamaño, pueden ser síntomas claros de una infección.
  • La zona sigue inflamada pasados dos días o vuelve a hacerlo después de un tiempo. Cuando se perfora una zona del cuerpo, se necesita que el cuerpo detecte lo que es una herida, de manera que, habitualmente se inflame durante 2 días aproximadamente, ahora si persiste o pasados unos días vuelve a inflamarse la zona, provocando enrojecimiento o dolor, puede ser un síntoma de infección.
  • El dolor del piercing no debe superar los dos días. Si pasado ese tiempo no desaparece, o se traduce en punzadas, malestar o ardor es probable que tengas una infección.
  • La zona del piercing está caliente. Si además de enrojecimiento, el dolor o la inflamación la zona está excesivamente caliente al tacto, puede ser que exista riesgo de infección. Eso si antes de tocarte ¡lávate las manos!
  • A salido pus de la zona donde está el piercing. Aunque habitualmente pueda segregarse líquido de la zona donde se hizo la perforación como forma de cicatrización, lo que no es habitual es que salga pus de color blanco, amarillo o verde y de una densidad espesa. Si esto sucede, estamos ante una infección.
  • Pérdida de sensibilidad en la zona del piercing. Si te has hecho un piercing en la lengua y de repente has perdido sensibilidad en ella, es probable que tengas una infección. Esta zona (la boca) es junto con el ombligo las zonas más propensas a la infección ya que en el primer caso se puede producir por bacterias en la boca; y en el segundo caso porque la calidez y la humedad que puede existir en el ombligo.
  Sostenibilidad Económica: Bases, Características y Cómo Contribuir a Su Fortalecimiento

Cursos online sobre Piercing

¿Cómo desinfectar un piercing?

Analizando los síntomas anteriores, se puede predecir si estamos ante una infección. ¡No desesperes! En Euroinnova vamos a darte las claves para que luzcas sin riesgo los piercing y mantengas tu arrolladora personalidad.

Prevenir antes que curar

Consejos para el cuidado de piercings

Una vez que te has perforado la oreja, el labio, la lengua u otro, es normal experimentar enrojecimiento y dolor en la zona. Sin embargo, es importante prevenir la infección y mantener una correcta higiene para evitar complicaciones. Aquí te damos algunos consejos:

  Descubre qué es la inducción de personal: definición, etapas y beneficios en la capacitación

Mantén la zona limpia

Utiliza jabones antibacterianos para limpiar la zona de forma completa y constante. Enjuágate el piercing regularmente para evitar irritaciones. También puedes utilizar soluciones salinas para favorecer la cicatrización y mantener la zona limpia.

Sal y diviértete

La solución salina es muy efectiva para mejorar la cicatrización de las heridas causadas por piercings. Puedes prepararla mezclando té y sal marina, y sumergir la zona en esta solución. También puedes empapar un algodón y aplicarlo sobre la zona afectada. Repite este proceso un par de veces al día para prevenir infecciones.

  El encuestador: lo que necesitas saber sobre su rol, tipos de encuestas y objetivos

Evita prácticas caseras

Algunos tratamientos caseros pueden empeorar la situación en lugar de mejorarla. Evita los siguientes errores:

  • No uses alcohol o jabón perfumado, ya que pueden provocar irritaciones y daños en la piel.
  • No excedas la cantidad de sal en la solución casera, ya que puede causar irritaciones.
  • Utiliza piercings de materiales seguros como acero quirúrgico o titanio.
  • No cubras el piercing con tiritas, ya que es importante que el aire circule por la zona.
  • No uses ropa que pueda engancharse en el piercing o rozarlo.
  • Evita bañarte en piscinas durante un tiempo para evitar posibles infecciones.

Recuerda que la elección del lugar donde te haces el piercing es fundamental. Confía solo en profesionales con formación en higiene sanitaria, que cumplan con las normativas nacionales y utilicen métodos de esterilización adecuados. Esto garantizará tu tranquilidad y resultados profesionales. Si quieres saber más sobre cursos de higiene sanitaria o la gestión de residuos en la práctica de piercings, tatuajes o micropigmentación, consulta nuestro blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio