¿Por qué baja el rendimiento de gasolina en tu auto?

¿Qué conocimientos tienes sobre el rendimiento de tu vehículo?

El rendimiento de tu automóvil se refiere a la cantidad de combustible que consume por cada kilómetro recorrido. Sin embargo, estos datos pueden variar dependiendo de si se mide el rendimiento en la ciudad o en carretera, ya que las condiciones en ambos casos son distintas.

En la ciudad, se deben tener en cuenta los semáforos y los frecuentes cambios de velocidad debido a diversas variables urbanas, lo que requiere un mayor esfuerzo y cambios del motor del automóvil, lo que resulta en un mayor consumo de combustible.

Por otro lado, en la carretera, el recorrido es generalmente recto y a una velocidad constante, lo que proporciona un mejor rendimiento y un menor consumo de combustible.

¿Sabías que puedes calcular fácil y eficazmente el rendimiento de tu automóvil? Consulta este artículo donde encontrarás más información sobre el tema.

Pero eso no es todo, también existen otros factores y condiciones que afectan el rendimiento de tu automóvil. A continuación, te invitamos a conocerlos:

y obtén un Informe Autofact con el historial más completo y actualizado

Factores mecánicos

Los factores mecánicos e incluso el diseño mismo de tu automóvil pueden influir en su rendimiento. Aquí te presentamos algunos ejemplos:

Aerodinámica

La altura del diseño físico de un automóvil está directamente relacionada con la resistencia al aire. Cuanto más alta sea la parte frontal, mayor resistencia generará el aire que se opone a su dirección, lo que resultará en un mayor esfuerzo necesario para avanzar.

  Buscar en Drive Excel: cómo acceder y utilizar la barra de búsqueda correctamente

Presión de los neumáticos

Si la presión de los neumáticos de un vehículo no es adecuada para circular por vías pavimentadas, la superficie de contacto será mayor, lo que aumentará la fricción y hará que el vehículo sea más pesado. Un vehículo más pesado requerirá más potencia para moverse y, por lo tanto, consumirá más combustible.

Inducción de aire

Los sistemas de inducción forzada, como los turbos o los supercargadores, permiten que ingrese más aire a la cámara de combustión, lo que aumenta la potencia del motor a expensas de un mayor consumo de combustible debido a la mayor potencia liberada.

Transmisión

En cuanto a la transmisión, un vehículo con una caja de cambios de sexta marcha consumirá menos combustible que el mismo vehículo y motor equipado con una caja de cambios de cinco marchas. Esto se debe a que, a 100 km/h, el motor girará a menos revoluciones por minuto en sexta marcha en comparación con quinta marcha.

En general, las transmisiones automáticas tienden a consumir más combustible que las transmisiones manuales, ya que en las automáticas no se controla el cambio de marchas y, dependiendo del vehículo, es posible que se requieran más revoluciones en cada cambio para obtener un mejor rendimiento.

  Servicios eléctricos automotrices: Importancia del eléctrico automotriz

Más de 30 mil personas confían en Autofact. Transfiera de manera fácil, rápida y segura.

Relación peso/potencia del automóvil

Un vehículo pesado y con mayor potencia motor, va a consumir más combustible que un automóvil liviano con la misma potencia. Esto es algo natural. Por ejemplo, si practicas trotar, tu resistencia y gasto de energía será mayor si llevas una mochila en tu espalda, aunque recorras la misma distancia.

Tomemos como ejemplo una Toyota 4Runner, la cual tiene una potencia de 275 caballos de fuerza, un peso de 1.970 kilos, y un consumo de 10,8 km/l en carretera. Por otro lado, un Audi TT, con un peso de 1.480 kilos y una potencia de 310 caballos de fuerza, tiene un consumo de más de 14 km/l en carretera.

Influencia del entorno

Aunque no lo parezca, las condiciones ambientales también afectan el rendimiento de tu automóvil. Estos son algunos factores que pueden influir en el consumo de combustible:

Temperatura

En climas cálidos, las moléculas de aire están más dispersas, lo que dificulta que el motor obtenga la cantidad suficiente de aire para un buen funcionamiento. En este caso, cuando se acelera, se produce un mayor consumo de combustible.

  Realizando videollamadas en Instagram desde tu PC: ¿es posible?

Por otro lado, en climas fríos, las partículas de aire están más próximas, lo que resulta en una combustión más densa en el motor. Esto puede generar más revoluciones por la misma cantidad de combustible, lo que se traduce en un mayor rendimiento.

Informe Autofact

Solicita el informe Autofact y obtén el historial completo del vehículo usado que estás considerando comprar.

Altitud

En zonas de gran altitud, hay una menor concentración de oxígeno, lo cual implica que el motor de tu vehículo debe realizar un mayor esfuerzo para funcionar correctamente, ya que no cuenta con la cantidad suficiente de aire para un rendimiento óptimo. En otras palabras, cuanto más alto estés, mayor será el consumo de combustible.

Como puedes observar, existen diversas condiciones que pueden afectar el desempeño de tu automóvil, y algunos factores dependen de tu propio cuidado y consideración.

Agregar peso adicional a tu vehículo, utilizar el aire acondicionado o cambiar demasiado frecuentemente de velocidades pueden resultar en un mayor consumo de combustible del necesario. Si deseas obtener más información al respecto, te invitamos a leer este artículo donde encontrarás más detalles sobre este tema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio