Estacionamiento de autos: cómo estacionar con seguridad y evitar errores comunes

estacionamiento de autos

Si afirmas saber cómo manejar, no es suficiente saber cómo acelerar, frenar, doblar o cambiar de marcha; también es necesario saber cómo estacionar correctamente.

Lo primero que es importante entender es que existen tres formas principales de estacionar en las vías públicas, dependiendo del tipo de estacionamiento que se vaya a utilizar.

Además, te recomendamos obtener un Informe Autofact que proporcionará un historial completo y actualizado de tu vehículo.

Estacionamiento en recintos públicos

En primer lugar, tenemos el estacionamiento público, como los que se encuentran en los centros comerciales o en el aeropuerto, donde los vehículos se estacionan uno al lado del otro.

Si decides estacionarte de frente, elige un espacio donde tu vehículo quepa correctamente entre otros dos vehículos. Recuerda considerar el espacio que ocupan tus retrovisores laterales al seleccionar el espacio.

Ingresa entre los dos vehículos de la misma forma en la que entrarías a un pasaje, asegurándote de no chocar ni rozar ninguno de los dos coches que se encuentran a los lados.

En este tipo de estacionamiento, el conductor puede optar por estacionarse de frente mirando hacia la pared o estacionarse de reversa.

Estacionamiento de reversa

En algunas fábricas, plantas industriales o lugares donde pueda existir riesgo, se requiere que los vehículos se estacionen de reversa para poder salir más rápido y fácilmente en caso de una situación de emergencia, tanto para el conductor como para los demás presentes.

Este método de estacionamiento presenta la ventaja de facilitar la salida del lugar de estacionamiento, ya que solo es necesario mirar hacia adelante. Sin embargo, surge un problema cuando se debe estacionar en reversa para quedar aculatado. La técnica de estacionamiento es similar a la que se acaba de mencionar, pero siempre se realiza en reversa.

  Piracetam en Chile: ¿Qué es la afasia? Síntomas y tratamientos

Para realizarlo correctamente, busca un espacio donde tu automóvil quepa adecuadamente y posiciónate como si fueras a entrar de frente al estacionamiento, pero esta vez ingresarás con la parte trasera primero.

Una vez que estás bien ubicado, gira el volante en la dirección del espacio, y mientras vas hacia atrás con precaución, mantén un ojo en los espejos retrovisores laterales y central en todo momento.

Endereza las ruedas cuando veas que la parte trasera del automóvil se ha alineado con el espacio. No dejes de mirar los retrovisores laterales para evitar chocar con otros vehículos a los costados, y también debes utilizar el espejo central para evaluar la distancia con los vehículos detrás de ti o con una pared, si la hubiera.

Esta maniobra se vuelve más sencilla cuando se cuentan con sistemas de asistencia, cámaras y sensores de retroceso y alerta de punto ciego.

Más de 30 mil personas confían en Autofact para realizar transferencias de manera fácil, rápida y segura.

Estacionamiento en paralelo al borde de la calle

Este tipo de estacionamiento es, con mucho, el más complicado y polémico de todos. Se deben realizar maniobras en reversa y en paralelo a otros dos autos, sin chocar ninguno de ellos, y a su vez, se debe intentar quedar a pocos centímetros del bordillo.

Actualmente, varias marcas están desarrollando asistentes de estacionamiento en paralelo, pero hasta que esta tecnología no esté ampliamente disponible, todos deben saber cómo estacionarse en paralelo de manera correcta.

Para tener una mejor visualización, este video de Derco Center explica perfectamente cómo realizar la maniobra de estacionamiento entre dos autos.

  Por qué mi Smart TV LG no encuentra redes inalámbricas: consejos y soluciones

En caso de que no puedas o no desees ver el video, también podemos explicarte cómo estacionar en paralelo en 5 pasos:

  1. Encuentra un lugar con suficiente espacio. Si estás aprendiendo a conducir, sería ideal practicar en un lugar donde quepan dos autos, entre otros dos.
  2. Colócate junto al auto que está delante de donde te estacionarás, manteniendo una distancia de medio metro a 60 centímetros entre la puerta del copiloto y la del conductor del auto estacionado. Asegúrate de que tu parte trasera esté alineada con la del otro auto.
  3. En ese momento, pon el auto en reversa y gira el volante hacia el lado donde te estacionarás, en este caso, hacia la derecha al máximo. Retrocede con cuidado y con el volante girado. Asegúrate de no chocar con el guardabarros delantero derecho de tu auto ni con el guardabarros trasero izquierdo del otro auto. No dejes de mirar por los retrovisores y estar atento al entorno.
  4. Continúa retrocediendo hasta que puedas ver la placa del auto de atrás a través de tu espejo retrovisor izquierdo. En ese momento, si la parte delantera de tu auto ya está paralela a la parte trasera del otro auto, puedes girar el volante hacia la izquierda y seguir retrocediendo para que tu auto quede paralelo al borde de la acera.
  5. Sigue retrocediendo hasta que estés a punto de tocar el auto de atrás. Endereza las ruedas y ajusta la distancia con el auto de adelante y el de atrás. Un espacio de entre 50 centímetros y un metro es suficiente.

Errores más comunes al estacionar

  • Asegúrate de ajustar adecuadamente tus retrovisores para tener una buena visibilidad hacia atrás. Algunos automóviles modernos bajan el espejo retrovisor derecho cuando estás estacionando para que puedas verificar la distancia adecuada con el borde de la acera. Se recomienda una distancia de 20 a 30 centímetros como ideal.
  • No te frustres ni te sientas juzgado por los demás que te observan. No hay nada peor en la conducción que preocuparse por lo que otras personas piensen. Concéntrate en realizar y practicar la maniobra las veces que sean necesarias.
  • Si te encuentras con alguien estresado que toca la bocina para apurarte, mantén la calma y tómate todo el tiempo necesario. De esta manera, la persona que tocó la bocina se estresará aún más. Ríe en silencio.
  • Evalúa bien las distancias entre vehículos. Estaciona solo en lugares donde estés seguro de que tu auto cabe cómodamente. De lo contrario, podría ser difícil estacionar o salir posteriormente.
  Coches con frenado automático: todo lo que necesitas saber

Estaciona con seguridad

  1. Enciende las luces intermitentes cuando te estés posicionando para comenzar la maniobra, para que los demás no se sorprendan al verte detenido en medio de la vía.
  2. Evalúa tu entorno y el tráfico antes de iniciar la maniobra. Asegúrate de tener bajo control los puntos ciegos y saber qué hay detrás de tu vehículo.
  3. Nunca estaciones en lugares de entrada o salida de vehículos, en lugares donde hay grifos o donde haya un letrero de prohibido estacionar por cualquier motivo.
  4. No intentes hacer la maniobra perfecta. Si ves que no cabe en el estacionamiento que has elegido, busca otro.

Si tienes tiempo y ganas, practica estacionar en paralelo en lugares residenciales y más tranquilos. Es importante poder realizar esta maniobra de manera fluida para no ser responsable de detener el tráfico por mucho tiempo al estacionar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio