Todo lo que debes saber sobre el embrague de tu auto: tipos, problemas comunes y consejos de cuidado

embrague de auto

La importancia de familiarizarse con el funcionamiento de tu vehículo

Si posees un automóvil, ya sea nuevo o de segunda mano, es crucial que tengas conocimientos básicos sobre mecánica. Esto implica entender las características y el funcionamiento de los componentes principales de tu vehículo. Aunque puede resultar desafiante, esta familiaridad te permitirá prevenir averías y, por supuesto, ahorrar visitas a los talleres de mecánica.

Por esta razón, en este artículo te explicaremos todo sobre uno de los componentes básicos e indispensables para el correcto funcionamiento de tu vehículo: el embrague. El embrague permite la transmisión de la potencia generada por el motor hacia la caja de cambios.

Es importante destacar que en Chile, según el último informe trimestral automotriz de Yapo.cl, el 75,4% de los conductores prefieren vehículos con transmisión manual.

Informe Autofact

Revisa si un vehículo ha presentado fallas mecánicas descargando el Informe Autofact aquí:

¿Qué es el embrague?

El embrague es un sistema mecánico encontrado en vehículos de transmisión manual.

Este sistema permite tanto transmitir como interrumpir la potencia generada por el motor hacia la caja de cambios del automóvil, lo que te permite cambiar de marcha. El embrague, al actuar como un enlace entre el motor y la transmisión, permite que las ruedas se desconecten temporalmente cada vez que pulses el pedal del embrague, facilitando el cambio de marcha suavemente.

Tipos de embrague

Existen varios tipos de embragues que difieren en sus características. El fabricante decide qué sistema de embrague utilizar en cada modelo de automóvil, dependiendo de las necesidades de conducción que se busquen.

Dentro de las clasificaciones de embragues, podemos encontrar diferentes categorías según el número de discos, el tipo de refrigeración o la presión sobre el plato opresor. Sin embargo, la clasificación más relevante es la que se basa en el tipo de mando, que vamos a explicar a continuación.

Más de 30 mil personas confían en Autofact. Transfiere fácil, rápido y seguro.

Clasificación según el tipo de mando

Los embragues se clasifican en los siguientes tipos según el tipo de mando o accionamiento:

  1. Embrague de fricción mecánica: Este es el tipo de embrague más común en los vehículos. Consiste en un plato de presión y un disco de embrague. Su funcionamiento se basa en presionar un componente contra el otro para controlar la transmisión de par, utilizando muelles o un diafragma. Normalmente, su accionamiento se realiza a través de un cable hidráulico.
  2. Embrague hidráulico: Se trata de un embrague automático que conecta el motor con la caja de cambios. Su funcionamiento depende del régimen de giro del motor y utiliza una bomba centrífuga que interactúa con una turbina.
  3. Embrague electromagnético o eléctrico asistido: Este tipo de embrague se basa en el principio del electroimán para transmitir el par de giro del motor mediante un sistema de bloqueo electromagnético.
  Análisis Top-Down: Metodología y Ejemplos para una Conclusión Efectiva

Clasificación según el número de discos

  1. Embrague mono disco: En este tipo de embrague, solo se utiliza un disco entre el volante del motor y el plato de presión.
  2. Embrague bidisco: Este tipo de embrague cuenta con dos discos para transmitir de manera eficiente la potencia del motor a la caja de cambios. Se encuentra comúnmente en vehículos que generan una potencia elevada.
  3. Embrague multidisco: Este tipo de embrague está compuesto por una serie de discos de fricción que controlan la transmisión de energía en el automóvil. Es utilizado en su mayoría en motocicletas.

Clasificación según el tipo de refrigeración

  1. Embrague seco: En este tipo de embrague, la refrigeración se realiza mediante aire, lo que permite que sea considerado como un embrague seco o semiseco.
  2. Embrague húmedo: En este caso, la refrigeración se realiza mediante aceite.

Según la presión sobre el platillo compresor

  1. Embrague de resortes: En esta variante, los resortes que ejercen presión se encuentran en el borde del disco.
  2. Embrague de diafragma: Aquí, en lugar de resortes, se utiliza un diafragma elástico de acero al carbono.
  3. Embrague centrífugo: Este tipo de embrague opera aprovechando la fuerza centrífuga generada por el movimiento del motor.

Una vez que conoces los diferentes tipos de embrague y sus características, es fundamental identificar cuál es el que se encuentra en tu vehículo. Para ello, puedes consultar el manual proporcionado por el fabricante, de manera que estés preparado ante cualquier fallo o problema que pueda surgir.

¿Cuáles son los inconvenientes más frecuentes en el embrague?

Dado que el embrague es un componente esencial en nuestro automóvil y se utiliza constantemente, es bastante probable que sufra desgaste. De hecho, es uno de los sistemas que más se deteriora a lo largo de la vida útil del vehículo y puede presentar varios problemas si no se utiliza de forma adecuada.

  Cómo eliminar particiones de un pendrive fácilmente en Windows 10

A continuación, te mencionamos algunos de los inconvenientes más comunes en el embrague para que puedas detectarlos a tiempo:

Deslizamiento del embrague

Este problema ocurre cuando el disco de embrague se desgasta por la fricción, lo que resulta en una superficie defectuosa para sujetar los otros dos componentes: la placa y el volante. Puedes reconocer este fallo cuando el automóvil se mueve con menor rapidez de lo habitual, a pesar de que el motor esté generando las mismas revoluciones necesarias para iniciar el desplazamiento.

Atasco del pedal

En el caso de este inconveniente, las causas pueden ser diversas, pero principalmente están relacionadas con problemas en el cilindro de embrague, que también sufre desgaste. En este escenario, el ajuste de los cilindros del embrague resulta vital.

Problemas con el sistema de presión del embrague

Una falla común causada por el desgaste de los componentes del embrague es el deterioro del sistema de presión del plato. Esto ocasionará una falta de aceleración adecuada en el automóvil, lo cual requiere una intervención más extensa por parte de un mecánico especializado.

Corte de la piola de embrague

Este es un problema que ocurre con frecuencia cuando los propietarios del vehículo no se dan cuenta de que es necesario reemplazar regularmente la piola de embrague. Si no se realiza el cambio en el tiempo adecuado, la piola puede cortarse debido al desgaste, lo que resulta en la pérdida de comunicación entre el pedal y el embrague. Aunque la reparación es relativamente económica, generalmente no se lleva a cabo.

Estos son solo algunos de los problemas más frecuentes que puede presentar el embrague. Sin embargo, pueden haber otras fallas específicas dependiendo de la marca y modelo del vehículo.

Recomendaciones para el cuidado del embrague

Tanto por el desgaste provocado por el uso constante como por el mal uso, es importante prestar atención al estado del embrague. Aunque aprender a utilizarlo correctamente es una de las primeras cosas que aprendemos al conducir, muchos conductores lo utilizan de manera incorrecta.

  Cómo craftear una montura y usar una silla de montar: Guía completa

A continuación, te presentamos 5 consejos para cuidar adecuadamente el sistema de embrague y prolongar su vida útil durante muchos kilómetros más.

1.- Acelerar suavemente: Si vives en la ciudad, el embrague sufrirá más debido a las aceleraciones y frenadas constantes causadas por el tráfico. Por eso, es recomendable arrancar el automóvil soltando gradualmente el pedal y acelerando sin que el motor supere las 1200-1300 revoluciones por minuto.

2.- No apoyes el pie en el pedal del embrague: Esto puede parecer algo insignificante, pero algunos conductores mantienen el pie izquierdo sobre el pedal mientras manejan, lo cual, si se hace con frecuencia, disminuirá significativamente la vida útil del embrague.

3.- Acelera con fuerza al cambiar de marcha: Es importante hacer esto para evitar una fricción excesiva en el sistema al cambiar de marcha y garantizar que los engranajes sean suaves. Si conduces en la ciudad, ten en cuenta que es posible que tengas que cambiar de marcha más de 50,000 veces al recorrer 10,000 km debido a la congestión en las carreteras.

4.- Coloca la palanca en punto muerto en los semáforos: Muchos conductores esperan en un semáforo con el embrague pisado en primera marcha, pero esto somete al sistema a un esfuerzo innecesario y puede provocar un desgaste prematuro. Recuerda colocar la palanca en punto muerto y, por supuesto, mantener tu pie izquierdo en el suelo.

5.- Evita sujetar el automóvil en una pendiente con el embrague: Al sostener el vehículo con el embrague en una pendiente, estás generando una fricción innecesaria en todas las piezas, lo que reduce su vida útil. Te recomendamos usar los frenos para mantener el automóvil detenido y minimizar el deslizamiento hacia atrás al arrancar con el embrague.

Ahora que has obtenido toda esta información, estarás mejor preparado para enfrentar cualquier eventualidad con tu vehículo. Es fundamental conocer los problemas relacionados con el embrague para tomar las medidas necesarias. No olvides comparar las diferentes opciones en el mercado y elegir a un mecánico de confianza.

No olvides obtener un Informe Autofact con el historial más completo y actualizado de tu vehículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio