Comprar un auto usado en cuotas: Aquí te contamos todo lo que necesitas saber

se puede comprar un auto usado en cuotas

Ha llegado el día en que uno se siente ansioso, ya sea para cambiar el automóvil o comprar su primer vehículo de lujo. Al decidir comprar un automóvil usado, hay muchos aspectos a considerar, y el primero sin duda es cómo se realizará el pago.

Si se trata de comprar un automóvil nuevo con crédito u otra forma de financiamiento, existen diversas opciones disponibles, como créditos automotrices convencionales, créditos de consumo libre, créditos inteligentes y arrendamiento financiero, entre otros. Cada uno de ellos tiene sus condiciones y detalles específicos en relación a intereses y comisiones.

En términos sencillos, los créditos automotrices requieren un pago inicial, normalmente alrededor del 20% del valor del automóvil, y luego establecen el resto del pago en cuotas. Algunos créditos no exigen un pago inicial, pero tienen más cuotas y suelen ser más costosos. En ambos casos, las cuotas deben pagarse durante los próximos 2, 3, 4 o más años, cada mes.

Aunque no se está realizando un gasto inmediato de una gran suma de dinero, lo que sucederá es que se estará pagando una deuda durante un par de años, como se mencionó anteriormente, y además, si se suman las cuotas y el pago inicial (si se realizó), se encontrará que el precio final pagado es un 20% o más del precio de lista del automóvil.

Lo mismo ocurre al comprar un automóvil usado con crédito automotriz, ya sea otorgado por un banco o a través de un acuerdo con la empresa concesionaria de la venta. Dado que la naturaleza de cualquier crédito se basa en las cuotas, los intereses y el valor final del crédito, siempre se pagará un monto sobredimensionado por el automóvil, pero en cuotas.

  Cómo realizar un rescate de fondos mutuos: consejos y tributación

y obtén un Informe Autofact con el historial más completo y actualizado

Comprando un automóvil al contado

Por otro lado, al comprar un automóvil al contado se deben considerar varios aspectos. En primer lugar, hay que preguntarse si vale la pena realizar esta inversión o no. Es importante tener en cuenta que cualquier automóvil pierde su valor con el tiempo y los kilómetros recorridos.

En efecto, la depreciación del valor de un automóvil es una realidad, por lo que es mejor considerar un vehículo como un bien de consumo en lugar de una inversión.

El automóvil será algo que, con el uso y las condiciones del mercado, irá perdiendo su valor, salvo en casos muy excepcionales, como los automóviles clásicos que, en algunos casos, llegan a valer mucho más que su precio original.

Más allá de si necesitas un automóvil o realizar cualquier otro gasto grande, es importante cuestionarte si tienes la capacidad financiera para gastar una suma considerable, ya sea 5, 7 o 10 millones de una sola vez.

¿Tienes deudas pendientes? ¿Estás ahorrando para las vacaciones? En ese caso, es conveniente evaluar si es más favorable utilizar ese dinero para otros propósitos en lugar de comprar un automóvil al contado.

Si has ahorrado específicamente para comprar un automóvil al contado, entonces podría ser una opción viable, ya que al pagar su valor te liberas de cualquier deuda adicional.

No obstante, al adquirir un automóvil al contado en un concesionario, renuncias a las ofertas que incluyen bonificaciones y otros beneficios. Por otro lado, al financiar la compra, puedes obtener descuentos y es posible que se incluyan los pagos de patentes y otros costos asociados. Es fundamental evaluar, con calculadora en mano, cuál opción sea más conveniente a mediano plazo.

  Compra tu auto en zona franca y ahorra en impuestos

Si compras un automóvil usado al contado a un particular, tu inversión se limitará al valor del vehículo y los costos de transferencia. Sin embargo, si optas por un préstamo bancario para adquirir un automóvil usado, deberás pagar un precio superior, pero en cuotas y con intereses… al final, la elección es tuya…

Más de 30,000 personas confían en Autofact. Transfiere de manera fácil, rápida y segura.

Consejos para encontrar el mejor automóvil usado al contado

Teniendo en cuenta que comprar un automóvil usado al contado siempre implica un gasto, lo interesante es asegurarse de que sea un gasto eficiente, sin generar gastos adicionales y que, al mismo tiempo, brinde el máximo rendimiento posible; o siendo más realistas, que no nos haga perder tanto dinero con el tiempo.

Entonces, ¿qué aspectos debes considerar para aprovechar bien tu dinero? En primer lugar, debes tener en cuenta el tipo de vehículo que deseas y para qué lo necesitas. También es recomendable optar por una marca y modelo que tenga una buena reventa en caso de que desees venderlo en el futuro.

Si ya tienes una idea aproximada del modelo de vehículo que buscas, debes tener en cuenta lo siguiente:

Quizás ya has seleccionado una marca y modelo, o al menos tienes algunas alternativas en mente. Es recomendable que revises los precios y determines si puedes pagar la cantidad requerida en efectivo. También puedes obtener cotizaciones de los vehículos que más te gusten.

  Pagar Natura: Productos, pasos y plazos para pagar tus compras

Una vez que encuentres anuncios que te interesen, verifica si se incluye la patente y en caso contrario, deberás contactar al propietario para obtener esta información. Con la patente, podrás revisar el Informe Autofact del vehículo, que proporciona todos los antecedentes necesarios para realizar una compra segura de un automóvil usado y obtener un buen negocio.

Además del kilometraje, el informe incluirá detalles sobre multas y deudas, informes de recall y revisiones técnicas previas. También podrás conocer la cantidad de dueños que ha tenido el vehículo. En estos casos, podrás saber si el automóvil usado fue utilizado como taxi, vehículo de trabajo o si ha estado expuesto a condiciones climáticas o terrenos desfavorables.

Si ya has revisado todos estos aspectos y aún estás interesado en el o los modelos de vehículos que has visto anunciados, entonces es el momento de verlos en persona y verificar lo siguiente:

Es crucial preguntar al propietario si el automóvil ha recibido un mantenimiento regular y al mismo tiempo verificar que el vehículo que planeas comprar en efectivo esté en óptimas condiciones. Si estás invirtiendo una gran cantidad de dinero, lo ideal es evitar gastos adicionales en reparaciones a corto plazo y centrarte solo en el mantenimiento preventivo.

También es mejor si el vehículo ha tenido un número reducido de dueños. Con menos propietarios, es más probable que se haya mantenido de acuerdo a los estándares recomendados, mientras que si ha pasado por muchas manos, es posible que cada uno lo haya mantenido de diferentes maneras, lo que podría afectar la vida útil del vehículo y su valor de reventa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio