La regla del 70 30: Fórmula para consumo, ahorro e inversión

70 30

El ahorro de dinero implica seguir consejos financieros, pero también existen reglas que nos pueden guiar en este proceso. Una regla que vale la pena conocer es la del 70 30. A continuación, exploraremos la descripción de esta regla y determinaremos si es una buena opción para ahorrar dinero.

¿En qué consiste la regla del 70 30?

Si alguna vez se han preguntado qué es la regla del 70/30 y han probado distintas formas de ahorrar dinero sin éxito, es hora de probar un nuevo enfoque para manejar mejor sus finanzas personales.

La regla del 70/30 se basa en distribuir su dinero de tal manera que evite tener que recurrir a préstamos bancarios para cubrir diferentes necesidades, como iniciar un negocio, pagar facturas, saldar deudas o remodelar su vivienda. No está mal solicitar dinero prestado, pero no es conveniente llegar al punto de endeudarse en exceso.

  Cómo calcular el ROE: Guía práctica para analizar la rentabilidad de tu inversión

¿Cómo funciona la regla del 70 30?

Una alternativa para evitar recurrir al banco y al mismo tiempo poder generar o aumentar sus ahorros es seguir la regla del 70/30. Esto implica desarrollar y mantener un hábito de ahorro en sus finanzas personales, ya sea diario, semanal o mensualmente. Aquí está la fórmula:

Regla del 70 30: Fórmula

Para seguir la Regla del 70 30, deben seguir estos pasos:

  1. Dividir los ingresos en 3 categorías: Consumo, Ahorro e Inversión.
  2. Destinar el 70% de los ingresos al consumo.
  3. Destinar el otro 30% a las categorías de Ahorro e Inversión, distribuyendo el 15% a cada una.
  Qué es y cómo calcular la tasa de descuento en proyectos financieros

Si bien esta regla suena prometedora en teoría, puede ser más complicada de aplicar en la práctica.

Categorías: Consumo, Ahorro e Inversión

En la categoría de Consumo, se incluyen todos los bienes y servicios necesarios para la vida diaria, como los pagos de alquiler, comida, movilidad y servicios.

  • No se deben incluir compras innecesarias, como moda o tecnología.

En cuanto al Ahorro, se trata del dinero extra que se puede utilizar en el futuro para lo que se necesite o desee.

  • Es recomendable invertir los ahorros en algo que genere rentabilidad en lugar de dejar el dinero inactivo.

En relación a la Inversión, el 15% del dinero no debe destinarse al ahorro, sino a inversiones. Es conveniente elegir una o varias alternativas de inversión, desde las más comunes hasta las más arriesgadas que ofrece el mercado financiero.

  • El objetivo principal es obtener un rendimiento, el cual dependerá del nivel de riesgo que estén dispuestos a asumir los inversionistas.
  El respaldo de las criptomonedas: conoce la relación entre dinero virtual y físico

Esta regla es simple y no requiere complicadas fórmulas. Solo se trata de distribuir el dinero en un 70% / 30% o incluso al revés, pero siempre con la finalidad de ahorrar. El éxito dependerá de la dedicación y constancia con la que se aplique esta regla, lo cual puede resultar en un mayor dinero disponible sin comprometer ciertos aspectos del gasto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio