Cómo calcular el ROE: Guía práctica para analizar la rentabilidad de tu inversión

como se calcula el roe

El ROE (Return on Equity) es un indicador que mide la rentabilidad sobre el patrimonio neto. Su objetivo es evaluar el rendimiento del capital invertido por los accionistas y determinar si una empresa es rentable.

¿Cómo se calcula el ROE?

Para obtener su porcentaje, se debe restar el total de las deudas al total de activos. Luego se suma el capital inicial invertido por los accionistas y los beneficios retenidos en la empresa. Por último, se deben restar las acciones propias, que no deben ser consideradas como acciones en circulación.

La fórmula para calcularlo es la siguiente:
ROE = Beneficio Neto / Patrimonio Neto

  Significado y cálculo de la Tasa Interna de Retorno (TIR)

Al obtener el ROE, se deben tener en cuenta los beneficios generados sobre el capital propio. También se puede analizar las fuentes de rentabilidad de una empresa, ya que el ROE se desglosa para convertirse en una función de otros ratios.

Es importante destacar que el incremento del apalancamiento no siempre se traduce en un aumento del ROE. Si la empresa adquiere más deuda, los intereses relacionados también aumentarán.

Antes de adquirir una empresa en Chile o en cualquier parte del mundo, es fundamental evaluar su calidad, y el ROE es una métrica que ayuda a obtener esta información. Si el número obtenido es alto, indica un buen rendimiento para futuras inversiones.

  Robo advisor: Ventajas, desventajas y diferencias con asesores tradicionales en Chile

Un ejemplo ilustrativo de la utilidad del ROE es el caso de Neuron Bio, que tuvo un beneficio neto de 1,2 millones de unidades monetarias como resultado de la venta de una filial. Esto resultó en un ROE del 16%. Sin embargo, se descubrió que la empresa no genera beneficios y que sus pérdidas se compensan con activos particulares.

Es habitual que una empresa experimente variaciones en su rentabilidad, ya sea al alza o a la baja. Para ello, necesitará contar con un capital inicial suficiente para iniciar sus operaciones. Sin embargo, si la empresa se ve en la necesidad de utilizar gran parte de este capital inicial, los beneficios obtenidos serán considerablemente menores, ya que será necesario reponer la cantidad utilizada. En este sentido, es posible que la empresa decida solicitar un endeudamiento que le permita obtener el financiamiento necesario a través de recursos externos. Aunque algunos préstamos pueden tener costos elevados, si los beneficios superan estos costos, su utilización no comprometerá el futuro de la empresa.

  Pago diferido: qué es y cómo funciona en diferentes situaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio