10 Debilidades comunes para mencionar en una entrevista de trabajo

10 debilidades entrevista de trabajo

¿Cuáles son tus debilidades? Consejos para responder en una entrevista de trabajo

La pregunta sobre las debilidades es una de las que puede generar nervios durante una entrevista de trabajo. No existe una respuesta universal para esta pregunta, pero existen consejos que pueden ayudarte a elegir una respuesta adecuada y evitar que afecte tu imagen como candidato.

Evita respuestas cliché como «soy muy perfeccionista» o «no sé desconectar del trabajo en mi tiempo libre». Aunque puedas tener estas debilidades, es recomendable enfocarte en otras que estén relacionadas con el área de trabajo y que puedas transformar en fortalezas o en aspectos en los que estás trabajando activamente para mejorar.

A continuación, te mostramos una posible debilidad que puedes revelar sin temor a afectar tu imagen como el candidato más fuerte para obtener el empleo:

Me cuesta decir «No»

Si en el ámbito laboral tiendes a crear compromisos y asumir responsabilidades sin pensarlo dos veces, es probable que te cueste decir «No», incluso en situaciones donde sería lo más justo.

Esta debilidad no tiene por qué ser un grave problema que te excluya del proceso de selección. La clave está en cómo respondas. Puedes comunicar la situación y luego destacar tus esfuerzos por mejorar, por ejemplo:

“…pero estoy trabajando en estimar cuáles son los límites de carga de trabajo que puedo asumir, autogestionar mejor el tiempo y las tareas para estar siempre al día, y estableciendo expectativas más realistas para producir un buen trabajo en términos de calidad y cantidad».

De esta manera, neutralizas la debilidad principal y presentas una perspectiva positiva enfocada en las necesidades de la empresa.

Me vendría bien más experiencia en…

Si sientes que te falta experiencia en alguna área específica de tu trabajo o que necesitas desarrollar ciertas habilidades para desempeñarte mejor en tu empleo, no tengas miedo de expresarlo. Es importante ser sincero/a con el responsable del proceso de selección.

  Cómo encontrar trabajo en el extranjero: Guía de los mejores portales web de empleo internacionales

No es necesario revelar debilidades importantes que puedan cambiar la percepción del seleccionador sobre ti. Enfócate en mencionar aspectos pequeños y específicos, y sobre todo, muestra que has estado trabajando activamente para mejorar y dar lo mejor de ti.

Un ejemplo de respuesta para esta pregunta, en caso de estar en una entrevista de trabajo para un puesto de diseñador gráfico, puede ser:

“Considero que me falta experiencia para dominar algunas herramientas de software de animación, pero estoy tomando un curso para aprender sobre estas debilidades. Las actividades que realizo en el curso me están ayudando mucho a mejorar mis habilidades y adquirir más práctica”.


Me resulta difícil trabajar con personas con determinadas características de personalidad

No a todos nos gusta trabajar con personas que tienen características de personalidad que no son compatibles con las nuestras. No hay problema en admitirlo, siempre y cuando estas características con las que no te sientes cómodo/a también sean incompatibles con la cultura organizacional y puedan afectar el clima laboral de la empresa.

Si este es tu caso, identifica aquellas características de personalidad con las que tienes mayores dificultades para trabajar (por ejemplo, personas agresivas, personas ambiguas en su comunicación, personas que no cumplen con los plazos establecidos, etc.).

Sin embargo, no pierdas la oportunidad de explicar cómo manejarías de forma asertiva situaciones en las que debes colaborar con personas que presentan estas características, para evitar conflictos que puedan surgir.


Invierto mucho tiempo en un solo proyecto

Es normal que cuando estás involucrado/a en un proyecto en el que te apasionas, dediques mucho tiempo y esfuerzo para lograr resultados excepcionales. Sin embargo, es importante encontrar un equilibrio y no descuidar otros proyectos o tareas que también requieren tu atención.

Una estrategia para manejar esta situación es aprender a administrar tu tiempo de manera eficiente. Puedes utilizar técnicas de planificación y establecer metas claras y realistas para cada proyecto. Así, podrás dedicar la cantidad de tiempo adecuada a cada uno, evitando invertir excesivas horas en un solo proyecto.

  Instituto Carlos Casanueva: Una Visión Integral de la Educación

Además, es importante aprender a delegar tareas y buscar apoyo cuando sea necesario. Compartir la carga de trabajo te permitirá avanzar más rápido y evitará que te sientas abrumado/a o agotado/a por invertir demasiado tiempo en un proyecto en particular.

Mejores respuestas para una entrevista de trabajo

Invertir mucho tiempo en proyectos

Una opción para dar una buena impresión en una entrevista de trabajo es mencionar que inviertes mucho tiempo en los proyectos porque te gusta revisar que cumplan con cada detalle. De esta manera, evitas retrasos de entrega o imprevistos que puedan afectar el flujo de trabajo. También es importante resaltar que estás trabajando activamente en diversificar tus focos de atención en diferentes tareas para mejorar tu eficiencia.

Ser una persona crítica contigo misma

Otra alternativa al clásico «Soy muy perfeccionista» es mencionar que puedes ser una persona crítica contigo misma en ocasiones, dentro del contexto laboral. Sin embargo, estás trabajando activamente en dirigir esa crítica hacia oportunidades constructivas para mejorar tu desempeño día tras día. Puedes ejemplificar situaciones en las que has sido muy crítico con tu trabajo y mostrar tu disposición al cambio.

Sentirse incómodo con instrucciones ambiguas

Si te sientes incómodo con instrucciones ambiguas, esta respuesta puede ser muy útil. Explica que prefieres recibir instrucciones claras y detalladas antes de comenzar un trabajo. La mayoría de las personas se podrían identificar con esta preferencia, ya que es más sensato tener buenas instrucciones antes de improvisar sobre la marcha. Sin embargo, también puedes mencionar que estás abierto a la posibilidad de improvisar en situaciones bajo presión donde no haya tantos pasos definidos.

Ser una persona tímida

Si eres una persona tímida, es importante ser honesto al respecto. Sin embargo, puedes resaltar que a pesar de tu timidez, te esfuerzas por superarla y te comprometes a trabajar en equipo para lograr los objetivos. Puedes mencionar estrategias que utilizas para enfrentar tu timidez, como prepararte previamente para reuniones o presentaciones. También puedes destacar tus habilidades de escucha activa y habilidades para trabajar en colaboración, aunque seas introvertido.

  Descubre cómo se hacen los tatuajes: técnicas, cuidados y cursos de formación

¿Cómo abordar tus debilidades en una entrevista de trabajo?

Si estás aplicando a un empleo donde las habilidades sociales no son un requisito fundamental para realizar un buen trabajo, no hay motivo para que mencionar que eres una persona tímida o que tienes ciertas dificultades para relacionarte con otros represente un problema irremediable. En estos casos, es importante abordar tus debilidades de manera estratégica.

Una forma de hacerlo es mencionar que estás trabajando activamente en mejorar tus habilidades para relacionarte con mayor apertura y naturalidad con el resto de las personas. Al transmitir que estás en proceso de crecimiento y desarrollo personal, el seleccionador verá que tienes la disposición y la voluntad para superar cualquier obstáculo.

Consejos para abordar tus debilidades en una entrevista de trabajo:

  • No te pongas nervioso. Recuerda que las entrevistas de trabajo no son tan complicadas como parecen.
  • Selecciona una debilidad que no sea una competencia esencial para el puesto al que estás aplicando.
  • No copies respuestas tal cual, busca inspiración y adapta la respuesta a tu situación personal.
  • Acompaña tu respuesta con afirmaciones que demuestren tu capacidad de superación y transformación de aspectos negativos en oportunidades.

Recuerda que la clave está en transmitir una actitud positiva y proactiva. Enfoca tu respuesta en cómo has trabajado para mejorar y cómo esa debilidad te ha ayudado a crecer y desarrollarte de manera profesional. Así, estarás demostrando tu capacidad para adaptarte, aprender y contribuir al crecimiento de la empresa.

¡No dejes que tus debilidades te detengan! Enfócate en tus fortalezas y conviértete en un candidato irresistible para cualquier empresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio