Partes del sistema de dirección: Guía completa para entender el funcionamiento de tu auto – Informe Autofact

partes del sistema de direccion

¿Qué es la dirección de un automóvil?

El sistema de dirección de un vehículo se encarga de mantener el tren delantero recto o ayudar a que gire hacia la derecha o izquierda según los movimientos del volante realizados por el conductor.

Independientemente del tipo de dirección que tenga un automóvil, las partes que lo componen son:

  • Volante: es el elemento, generalmente circular, que el conductor utiliza para mantener el automóvil recto o girar hacia los costados.
  • Barra de dirección: es la conexión entre el volante y la caja de dirección. Con el paso del tiempo, ha evolucionado de una simple barra metálica a un conjunto de piezas que ayudan a coordinar los movimientos del volante.
  • Caja de dirección: es la encargada de recibir el movimiento de la barra de dirección generado por el volante. Este movimiento se transmite a las ruedas a través de un circuito de engranajes, generalmente compuesto por cremalleras, siendo el más común.
  • Terminales de dirección: también conocidos como rótulas, son los encargados de transmitir el movimiento ordenado por la caja de dirección. Además, junto con las homocinéticas y la suspensión, absorben y se adaptan a las irregularidades del camino.

Informe Autofact

¿Estás interesado en adquirir un vehículo usado? Verifica todos sus antecedentes con el Informe Autofact.

Tipos de dirección de un automóvil

Dirección mecánica

Desde los inicios de la industria automotriz, los vehículos contaban con este tipo de dirección, el cual todos conocemos como la «dirección dura de los automóviles antiguos». Como su nombre lo indica, se compone únicamente de piezas mecánicas como el volante, la barra de dirección, la caja de dirección, las rótulas, la cremallera, entre otras.

  Cómo activar tu chip Claro Chile y otras dudas frecuentes

Aquí no existe asistencia ni ayuda externa, solo la fuerza ejercida por el conductor al girar el volante.

Sistema de dirección hidráulica

Por mucho tiempo, las personas se enorgullecían de contar con un sistema de dirección hidráulica en sus automóviles. Durante los años 90, coexistían vehículos con dirección mecánica y otros con dirección hidráulica. Aunque esta convivencia aún se mantiene, las direcciones mecánicas están desapareciendo rápidamente.

La diferencia con la dirección mecánica radica en que el sistema hidráulico, compuesto por una bomba y aceite, ayuda a generar el movimiento rotativo de las ruedas. Esta bomba es accionada por una correa que se conecta al motor. Esta es la razón por la cual la dirección es dura cuando el motor está apagado y se vuelve más suave cuando está encendido.

Hoy en día, la dirección hidráulica sigue siendo una de las opciones más comunes en la industria automotriz. Por ejemplo, el Chery Tiggo 2 y la Mitsubishi L200, los vehículos todo terreno y camionetas más vendidos en Chile en 2022, ofrecen este tipo de dirección.

  Afasia no fluente: Tipos, síntomas y causas principales

Sistema de dirección electrohidráulica

El sistema de dirección electrohidráulica es una mejora de la dirección hidráulica en la que la bomba hidráulica no es accionada por el motor del automóvil, sino por un motor eléctrico. También se conoce como dirección asistida. Este sistema es utilizado en vehículos como el Chevrolet Onix, el automóvil de pasajeros más vendido en 2022.

¿Qué aspectos debo tener en cuenta al comprar un automóvil usado en términos de dirección?

Cuando estés considerando la compra de un automóvil usado, hay varios indicadores que pueden ayudarte a identificar problemas en la dirección o el tren delantero del vehículo. Algunos de ellos son:

Prueba de manejo

Cuando estés conduciendo un automóvil usado que estás considerando comprar, busca un área poco transitada donde puedas maniobrar el volante sin poner en riesgo tu seguridad ni la de otros. Realiza movimientos en zigzag, no es necesario que lo hagas a alta velocidad. Luego, realiza curvas cerradas tanto a la izquierda como a la derecha. Por último, intenta realizar giros en U, idealmente en ambos sentidos.

Todas las maniobras deben realizar de manera fluida, evitando forzar el volante incluso en las direcciones mecánicas, a pesar de ser más duras, el movimiento debe ser suave.

Si durante alguna de estas maniobras experimentas crujidos, vibración o notas que el volante no gira con fluidez, o peor aún, no regresa a su posición por inercia, podría haber algunos problemas posibles:

  • Algún componente del sistema de dirección dañado o roto.
  • Rótulas de dirección en mal estado.
  • Problemas de alineación y balanceo.
  • Problemas de presión en la bomba hidráulica o fugas de lubricante.
  • Problemas con el motor eléctrico (en caso de dirección asistida).
  Consulta gratis de patente en Registro Civil: Informe Autofact y más información

Si notas que la dirección es dura pero sigue funcionando, es posible que haya una baja presión de aire en los neumáticos, lo que podría hacerla más pesada de lo normal. En ese caso, inflar los neumáticos debería solucionar el problema.

Es crucial no ignorar ningún problema relacionado con la dirección de tu vehículo. Si aparecen síntomas extraños, es importante llevar a cabo el mantenimiento correctivo o reparación de inmediato, ya que un fallo en el sistema de dirección podría provocar un accidente, incluso fatal.

y obtén un Informe Autofact con el historial más detallado y actualizado.

¿De qué manera el Informe Autofact puede ayudarme a conocer el estado de la dirección de un vehículo?

En el Informe Autofact encontrarás una gran cantidad de información que te permitirá conocer cómo ha sido el historial de vida del sistema de dirección de ese vehículo, entre otros datos relevantes. Algunos de los antecedentes que podrás encontrar son:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio