Sistema de refrigeración automotriz: todo lo que necesitas saber

sistema de refrigeracion automotriz

Informe Autofact

Revisa los antecedentes mecánicos y legales de un automóvil en tu Informe Autofact

¿Qué es el sistema de enfriamiento de un automóvil?

El sistema de enfriamiento de un automóvil está compuesto por una combinación de líquidos y piezas que trabajan en conjunto para regular la temperatura del motor y evitar el desgaste y los daños causados por el calor excesivo.

¿Cómo funciona el sistema de enfriamiento de un automóvil?

El sistema de enfriamiento del motor incluye los siguientes componentes:

  • Bomba
  • Radiador
  • Ventilador
  • Termostato
  • Depósito
  • Reloj de control de temperatura
  • Líquido refrigerante (etilenglicol)

1.- Una pequeña bomba se encarga de circular el líquido refrigerante por todo el motor.

2.- Este líquido pasa a través de las paredes del motor, absorbiendo el calor generado por su funcionamiento.

3.- Luego, el líquido caliente es dirigido hacia la parte superior del radiador, donde se enfría al entrar en contacto con el aire fresco que atraviesa una red de conductos delgados. Este flujo de aire puede ser generado por ventiladores eléctricos o por la velocidad del vehículo cuando está en movimiento.

4.- Este proceso es un circuito que se repite una y otra vez mientras el motor del vehículo esté encendido.

El sistema se autorregula mediante sensores y un termostato que pueden bloquear la circulación del líquido para alcanzar una temperatura óptima de trabajo o acelerar la circulación para extraer temperatura más rápido, en caso de ser necesario.

  Trabajar en Rappi: Todo lo que necesitas saber sobre esta App

Fallas en el sistema de enfriamiento de un motor

Como habrás podido ver, el circuito del sistema de enfriamiento no es un proceso tan complicado dentro de un vehículo. Lo complejo de este sistema radica en que una falla, por pequeña que sea, puede resultar en un sobrecalentamiento interno del motor, pudiendo estropear su funcionamiento y causar daños en cilindros, pistones, válvulas, juntas, entre otros elementos del corazón del vehículo.

A continuación te presentamos algunos casos en que este sistema puede fallar:

  • Residuos acumulados en las camisas de agua, las que disminuyen la capacidad de extraer calor.
  • Termostato defectuoso: Puede pasar que esta válvula no se abra adecuadamente y restrinja la circulación de líquido.
  • Bajo flujo de aire en el radiador, que no es suficiente para enfriar el líquido.
  • Bomba de agua defectuosa que puede mover de forma limitada o no mover el líquido.
  • Electroventilador descompuesto, que en condiciones de calor no se enfriará correctamente el líquido.
  • Pérdida de líquido por fuga en mangueras, lo que puede generar un aumento drástico de temperatura.
  • Rotura o fuga interna en el motor: la mezcla de aceite y líquido refrigerante puede causar daños a nivel general en el motor.
  Cómo utilizar el signo de dividir en tu PC y teléfono: trucos y atajos de teclado

Recomendaciones para el cuidado del sistema de enfriamiento

  • Utilizar el líquido correcto es uno de los principales factores de protección del sistema refrigerante del motor y es fundamental para mantener las temperaturas adecuadas y evitar el congelamiento en invierno.
  • No abuses del agua destilada, pues sólo se debe usar como relleno en caso de baja de nivel del líquido principal.
  • Tampoco abuses del agua verde, porque reste líquido está pensado más bien para vehículos con alto kilometraje y que ya tienen corrosión importante.
  • No descuides el manual del fabricante: Los anticongelantes y refrigerantes son el estándar de los autos modernos y debemos seguir el manual del auto para poner el líquido correspondiente para cada motor.
  • Debes tener presente que los motores modernos tienen puntos de temperatura óptimos diferenciados por marcas y modelos, por ello es importante verificar la concentración de etilenglicol determinada para cada motor.
  • El etilenglicol es el elemento central de los anticongelantes y refrigerantes modernos, la mayoría de las marcas lo recomiendan al 50% como máximo, pues a partir de esa concentración pierde sus capacidades.

El mercado ofrece muchas opciones y los productos de mayor calidad ofrecerán protección entre el 20 y 50%.

  • Además de poner el liquido adecuado, debemos procurar remplazarlo en el plazo correspondiente, porque al pasar el tiempo, los químicos pierden sus propiedades y puede terminar siendo perjudicial para el motor. Generalmente los plazos se mueven entre los 2 años para líquidos de menor calidad; y de hasta los 5 años para líquidos de alto estándar.
  • Cada vez que el auto visite el taller debemos preguntar al mecánico por el estado del sistema de enfriamiento, para que no olvide revisar las mangueras y componentes.
  Todo sobre cómo activar y obtener los permisos root en Android

¿Estás en busca de un automóvil de segunda mano?

Si estás interesado en adquirir un vehículo usado, es crucial verificar que el radiador y el sistema en general estén en buen funcionamiento, a fin de evitar gastos adicionales en reparaciones o reemplazos de piezas.

Además, es fundamental tener en cuenta el registro de las inspecciones técnicas del automóvil, así como también conocer si el vehículo ha sido subastado como pérdida total.

Toda esta información la puedes obtener a través de tu Informe Atofact, donde también tendrás acceso al historial de multas, propietarios anteriores y si el automóvil está señalado como robado, entre otros datos vitales que debes conocer antes de realizar una inversión tan relevante como la compra de un vehículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio