Spread bancario: tipos, cálculo y cómo operar con spreads desde Chile

spread bancario

El término spread y su significado son ampliamente discutidos en el mundo de las finanzas. Por tanto, comprender no solo su concepto, sino también su aplicación, los diferentes tipos existentes y otras consideraciones, será clave en tu estrategia de trading. En este sentido, vamos a repasar con precisión de qué se trata, aclarando todas tus dudas sobre este tema en particular.

¿Qué es el spread?

El spread financiero es la diferencia entre el precio al que se compra y el precio al que se vende un activo. Además, se define como una medida estadística o indicador que se utiliza para evaluar la liquidez del mercado.

Por otro lado, en el trading se emplea el término spread para referirse a la brecha o margen entre el precio de compra y el precio de venta al que los inversores están dispuestos a negociar un activo.

Además de medir la liquidez, el spread también indica el nivel de volatilidad de un instrumento financiero. Un spread estrecho o pequeño indica que la diferencia entre los precios de compra y venta es mínima, lo que sugiere una mayor liquidez y una menor volatilidad en el mercado. Por el contrario, un spread amplio o grande indica lo contrario.

Por último, el spread es utilizado por los corredores de bolsa o brokers con el fin de obtener beneficios. Estos intermediarios compran activos a un precio más bajo y los venden a un precio más alto, aprovechando la diferencia entre los dos precios, es decir, el spread.

¿Cuándo se aplica el spread?

Además de ser la diferencia entre el precio de compra y venta, existen diferentes formas y momentos en los que se aplica este concepto. En base a esto, las estrategias de trading de los inversores pueden variar considerablemente.

En la actualidad, existen hasta 3 tipos de operaciones habituales en las que el spread juega un papel importante y que son estrategias ampliamente utilizadas:

  • Spread de precios: este tipo de spread está más relacionado con el mercado de divisas y consiste en comprar un producto y vender otro diferente.
  • Spread de volatilidad: estas estrategias se emplean al operar con opciones de tipo CALL o PUT utilizando la volatilidad de los mercados.
  • Spread intermercados o interproductos: se basa en operar dentro del mismo mercado, comprando un producto y vendiendo otro.
  • En el mercado de opciones, se utilizan estrategias que combinan la compra y venta de opciones con diferentes precios de ejercicio. Esto permite aprovechar los movimientos del mercado tanto al alza como a la baja, con una prima baja y limitando los beneficios y pérdidas.

Aquí tienes una lista de los mejores brokers para invertir en opciones financieras desde Chile, los cuales están regulados para que puedas operar sin problemas.

En el mercado de futuros, el término «spread» se utiliza para indicar la diferencia de precios entre contratos de futuros con diferentes vencimientos (time spread) o entre diferentes activos con la misma fecha de vencimiento (interspread).

  Funciones y gestiones del administrador de bienes raíces: qué hace y cómo llevar a cabo la gestión de propiedades y finanzas

También quiero mencionar los mejores brokers para futuros desde Chile, con los cuales podrás invertir de manera segura:

¿Cuáles son los tipos de spread en el mercado financiero?

Además de sus aplicaciones, el spread se divide en diferentes tipos o clases, cada uno con sus propias características y es esencial en el mercado financiero.

  • Spread cambiario: se refiere al tipo de cambio entre dos divisas, es decir, el precio de una moneda en relación con otra.
  • Spread bancario: es la diferencia entre los tipos de interés de los activos y pasivos de un banco. Por ejemplo, se refiere a la diferencia entre las tasas de préstamo y las tasas de captación del banco, así como al spread soberano o riesgo país.
  • Spread de créditos: se trata de la diferencia entre los tipos de interés de dos bonos con diferentes clasificaciones de crédito y niveles de riesgo.
  • Spread soberano: hace referencia a la capacidad de un país para cumplir con sus obligaciones de pago.

Asimismo, se pueden clasificar dependiendo de su cotización o su valor en un punto específico:

  • Spread fijo: no varía independientemente del volumen negociado.
  • Spread variable: es un tipo de spread que varía según el volumen negociado.
  • Spread de margen: se aplica a los traders que utilizan apalancamiento para realizar operaciones.

¿Cómo funciona el spread en bolsa?

En este momento es esencial comprender el funcionamiento del spread en bolsa. Para ello, es importante destacar que las acciones de cualquier empresa tienen dos precios diferentes: el precio de compra y el precio de venta, conocidos como bid y ask respectivamente.

  • El bid es el precio al que se puede comprar una acción.
  • El ask es el precio al que se puede vender una acción.

Generalmente, el precio de compra es más bajo que el precio de venta. Sin embargo, en toda negociación, los compradores desean adquirir a un precio reducido, mientras que los vendedores quieren obtener el mayor beneficio posible. Hasta que no lleguen a un acuerdo, no se realizará la transacción.

Cuando el bid y el ask se igualan, se concretará el negocio y se permitirá espacio para otros negociadores. No obstante, si no hay vendedores a un determinado precio, el precio aumentará hasta encontrar a otros vendedores con un ask más alto.

De manera similar, cuando los vendedores oferten y hayan agotado a todos los compradores a un nivel determinado, tendrán que reducir el precio para atraer nuevos compradores. Es en este momento cuando el precio disminuye debido al exceso de oferta.

Es importante destacar que, sin importar cuántos vendedores existan en el mercado, el precio de venta será el más bajo entre todos ellos, ya que los compradores siempre buscarán la oferta más económica. De manera inversa, no importa cuántos compradores haya en el mercado, siempre se pagará el precio de compra más alto.

  Ciclo bursátil: Definición, interrelación y tendencias

Por último, cabe mencionar que el spread en bolsa tiene un impacto directo en los costos de las transacciones para los inversores. Un spread amplio implica un mayor costo, ya que se deberá pagar más por el valor adquirido o se recibirá menos al venderlo. Por el contrario, un spread estrecho implica un menor costo de transacción.

¿Cómo se calcula el spread?

El spread se puede representar en términos de puntos básicos o porcentajes, dependiendo del valor negociado. Además, es un valor que puede variar según las condiciones del mercado, la liquidez de los valores y otros factores relevantes.

Para calcularlo, se realiza restando el precio de compra al precio de venta de un valor específico.

  • Spread = Precio de Venta – Precio de Compra.

Ejemplos de cálculos de diferenciales

Una vez que conocemos la fórmula básica y sencilla para calcular los diferenciales, vamos a describir algunos escenarios hipotéticos. Por ejemplo, si el precio de compra de un activo es de 100 y el precio de venta es de 105, el spread sería:

  • Spread = 105 – 100 = 5

Este resultado indica que el spread es de 5 unidades monetarias. Sin embargo, como ya mencionamos, también se puede expresar en términos porcentuales o en puntos básicos.

Si queremos expresarlo como porcentaje, simplemente dividimos el spread entre el precio de compra y luego multiplicamos por 100:

  • Spread en porcentaje = (Spread / Precio de Compra) * 100
  • Spread en porcentaje = (5 / 100) * 100 = 5%

Por otro lado, si deseamos expresar el resultado en puntos básicos, multiplicamos el spread por 100 hasta obtener el cálculo final.

¿Cómo influye el spread en las ganancias y pérdidas?

Indistintamente del contexto en el cual se aplique, estos valores son reconocidos por tener un impacto significativo tanto en las ganancias como en las pérdidas de la siguiente manera:

  • En términos de ganancias, cuando abres una posición comprando un instrumento financiero como una acción, el precio al que compras es el precio de venta (ask). Si decides vender inmediatamente después, debes hacerlo al precio de compra (bid), que es ligeramente inferior al precio de venta. Esta diferencia representa un costo para ti. Por lo tanto, para obtener ganancias, el precio debe aumentar lo suficiente para cubrir el spread antes de que vendas. Es importante tener en cuenta que, a medida que el diferencial sea más amplio, el costo será mayor y el precio deberá moverse aún más a tu favor para obtener mayores ingresos.
  • En el escenario de pérdidas, si abres una posición comprando un instrumento financiero y el precio se mueve en tu contra, tendrás una pérdida. Sin embargo, cuando decidas cerrar la posición vendiendo, deberás hacerlo al precio de compra (bid), que es ligeramente más bajo que el precio de venta (ask). Esto significa que, incluso si el precio se recupera y vuelve al mismo nivel al que compraste, incurrirás en una pérdida debido al diferencial.
  Límite máximo para transferencias: ¿Cómo transferir más de 5 millones?

¿Cuál debe ser el spread ideal?

Para entender cómo debe ser un spread adecuado, es esencial comprender que este puede afectar tanto las ganancias como las pérdidas. En ideal, el spread se mantendría lo más reducido posible. Sin embargo, en momentos de poca participación en el mercado, puede ampliarse considerablemente. Al calcularlo, solo consideramos a los negociadores más cercanos, ya que serán los primeros en realizar transacciones.

Bajo esta perspectiva, el spread se convierte en un indicador de liquidez, donde un diferencial más pequeño indica una mayor liquidez. Como se mencionó anteriormente, a medida que aumenta el número de participantes en el mercado, el spread disminuirá y la liquidez será mayor. En consecuencia, el impacto del spread en nuestras operaciones será mínimo debido a su tamaño reducido.

Sin embargo, se recomienda controlar cuidadosamente el spread en situaciones de alta volatilidad, ya que los precios se aceleran y pueden llevar a negociaciones más impulsivas y rápidas.

¿Cómo reducir el impacto del spread?

Para reducir el impacto del spread en tus operaciones, ten en cuenta los siguientes métodos:

  • Busca mercados con spreads más estrechos: al hacerlo, estarás reduciendo el costo de entrada y salida de tus posiciones.
  • Opera en momentos de alta liquidez: la liquidez del mercado tiene un impacto directo en el diferencial. Durante períodos favorables, habrá más participantes y la competencia entre ellos tiende a reducir el spread. Busca operar en horarios en los que los mercados estén más activos, con un mayor volumen de transacciones.
  • Utiliza órdenes limitadas: en lugar de utilizar órdenes de mercado, considera el uso de órdenes limitadas. Estas te permiten establecer un precio específico al que deseas comprar o vender un instrumento. Luego, puedes esperar a que el precio alcance ese nivel y reducir la posibilidad de ejecutar la operación a una cotización menos favorable debido a un spread amplio.
  • Elige brókers con spreads competitivos: al seleccionar un bróker, compara los spreads que ofrecen diferentes plataformas. Algunos brókers tienen spreads más competitivos que otros, lo que puede marcar la diferencia en el costo de tus operaciones.
  • Ten en cuenta el costo total de la transacción: además del spread, considera otros costos asociados como comisiones y tarifas.

¿Cómo realizar operaciones con spreads desde Chile?

Si deseas realizar operaciones con spreads desde Chile en diferentes mercados financieros, tendrás que encontrar un corredor regulado. Selecciona uno con costos y tarifas competitivas para no afectar tus negociaciones.

Entre otros consejos, es importante destacar que los spreads no son adecuados para todos los tipos de operadores. Es necesario contar con experiencia comprobada para aprovechar al máximo las estrategias involucradas.

Por último, aquí te presento una lista de los mejores corredores en Chile, regulados por entidades financieras reconocidas a nivel mundial, para que puedas invertir de manera segura:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio