BMI Seguros: Protección y tranquilidad para tu vida

bmi seguros

En el ámbito de las Isapres y los seguros, existen muchos conceptos que pueden resultar difíciles de entender o cuyo significado no se nos ocurre de inmediato. Al adentrarnos en este mundo, es crucial tener precaución y comprender los términos que solo utilizan las Isapres y los seguros. Entenderlos y conocer su implicancia es fundamental para saber qué aspectos comparar y qué estamos contratando al firmar una póliza. En QP Blog hemos explicado algunos de ellos anteriormente, pero hoy hablaremos de la Bonificación Mínima Isapre/Fonasa, más conocida como B.M.I. ¿Qué es? ¿Por qué es importante entenderla? ¿Qué implica?

B.M.I

La B.M.I es un concepto que se encuentra en los seguros complementarios colectivos, aquellos que las empresas ofrecen como beneficio para sus trabajadores. En términos sencillos, se trata de una condición o cláusula que imponen las aseguradoras para determinar el reembolso médico por una prestación.

Entonces, si el seguro exige una B.M.I del 50% y la cobertura de Fonasa o tu plan de Isapre es del 50% o superior, todo funciona de manera normal y se aplica la cobertura del seguro según el porcentaje establecido. ¿Pero qué ocurre si Fonasa o el plan de Isapre cubre menos del 50%? ¿No estaré cubierto?

  SOAP Coopeuch: Cobertura, características y requisitos para utilizarlo

En realidad, estarás cubierto de todas formas, pero aquí la situación cambia un poco, ya que la póliza establecía una B.M.I del 50% y tu previsión cubre menos. En este caso, el seguro dice: «Está bien, te cubriré, pero la cobertura se aplicará sobre el 50% del valor de la prestación, no sobre el porcentaje no cubierto por Fonasa o la Isapre». Veamos un ejemplo para entenderlo mejor.

Supongamos que Marta va a una consulta con el dermatólogo y su plan de Isapre cubre el 40% de los $30.000 que cuesta la consulta, es decir, $12.000. Cuando Marta quiera utilizar su seguro complementario, debe tener en cuenta que este le reembolsará considerando un total de $15.000 en lugar de $18.000 (el monto no cubierto por Fonasa o la Isapre), es decir, el 50% del valor total de la consulta.

  Ahorro para estudios universitarios: beneficios y funcionamiento del seguro con ahorro

En resumen, el seguro no se hará cargo del porcentaje no cubierto por Fonasa o la Isapre. Sin embargo, cabe señalar que este porcentaje puede variar dependiendo de lo establecido en las condiciones específicas de la póliza. En el ejemplo anterior, el reembolso se calculó considerando el 50% del valor de la prestación, pero podría ser menor según lo estipulado en la póliza.

En la siguiente tabla encontrarás un ejemplo que te ayudará a entender cómo funciona este proceso.

Consejo: si estás desde un celular, puedes desplazarte para ver la tabla completa.

Cobertura Fonasa / Isapre Cobertura sobre 50% Cobertura bajo 50%
$ Prestación (consulta al dermatólogo) $30.000 $30.000
% Bonificación Isapre 60% 40%
$ Bonificación $18.000 $12.000
Copago $12.000 $18.000
Monto que Marta puede reclamar al seguro $12.000 $15.000
% Cobertura seguro 60% 60%
Reembolso seguro $7.200 $9.000
Marta tiene que pagar de su bolsillo $4.800 $6.000
  ¿Qué es el interés asegurable? Todo lo que debes saber sobre el tema

También es posible que el seguro establezca una B.M.I únicamente con ciertos proveedores, por ejemplo, con clínicas de mayor costo. En este caso, se establecerá que si Fonasa o la Isapre no cubren el 60% o más, el seguro considerará como gastos efectivamente incurridos por el asegurado solo el 40% del costo total de la prestación. Sobre ese monto calculado, se aplicará el porcentaje de cobertura estipulado en el cuadro de beneficios de la póliza.

Es importante tener en cuenta que esta cláusula debe ser considerada al utilizar el seguro. Además, los porcentajes exigidos de B.M.I y de cobertura del seguro pueden variar en cada caso, dependiendo del sistema previsional.

¿Existen excepciones? Sí, esta cláusula se aplica a la mayoría de los gastos médicos, pero hay algunas excepciones en las que no se aplica, como por ejemplo, los medicamentos ambulatorios, las ópticas y las prestaciones CAEC o GES.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio