El significado y cálculo del Free Cash Flow: Todo lo que necesitas saber

free cash flow

El flujo de caja libre (FCF), también conocido como Free Cash Flow, es una medida utilizada en la valoración de proyectos de inversión de las empresas como una forma de medir los flujos de efectivo o caja.

En pocas palabras, el FCF representa el flujo de fondos que genera la empresa, independientemente de cómo se financia. A continuación, analizaremos cómo se calcula este indicador mediante una fórmula matemática simple.

¿Qué implica el flujo de caja?

Para comprender el significado exacto del flujo de caja y, por lo tanto, del FCF, es importante destacar su concepto básico.

El flujo de caja es un informe financiero que muestra los ingresos y egresos netos de una empresa. Es una forma de calcular los ingresos y gastos para obtener una visión completa del estado financiero de la empresa, así como su liquidez y capacidad para cumplir con sus deudas y gastos financieros.

En la actualidad, existen diversas formas de medir el flujo de caja, como el flujo de efectivo para el accionista, el flujo de efectivo de capital, el flujo de efectivo operativo o el flujo de efectivo libre (Free Cash Flow). Nos centraremos en este último.

¿Qué es el Free Cash Flow de una empresa?

El Free Cash Flow, o «flujo de caja libre», es un informe o indicador financiero que básicamente mide los flujos de efectivo o caja. Este flujo de caja representa el dinero generado por las actividades productivas de la empresa, descontando los gastos de producción.

El resultado final del FCF permite determinar la cantidad de dinero disponible para pagar a los inversores y acreedores, así como identificar dónde se puede reinvertir el capital de la empresa.

  Avance líder: ¿Qué es?, requisitos y cómo solicitarlo - Conclusión

¿Cuál es el significado del Flujo de Caja Libre?

En términos generales, el FCL es un indicador financiero que muestra la cantidad neta de dinero que una empresa tiene disponible después de restar los gastos operativos, inversiones y costos de producción.

Este indicador permite a los directivos tomar decisiones más informadas sobre cómo reinvertir el excedente de dinero generado por la actividad empresarial.

Además, el FCL revela si las inversiones necesarias para mantener el negocio están en equilibrio con los intereses y dividendos pagados o si son excesivos en comparación con el flujo de efectivo generado.

Por esta razón, analistas e inversores suelen utilizarlo para evaluar la capacidad real de generación de beneficios de una empresa en contraste con el Beneficio Neto Contable.

¿Cuáles son los diferentes tipos de Flujo de Caja Libre?

Profundizando en el concepto de Flujo de Caja Libre, es importante destacar las diferentes categorías en las que se divide. A continuación mencionaremos algunas:

Flujo de Caja Libre Apalancado

Este cálculo se deriva del FCL original y muestra la cantidad neta de dinero disponible para la empresa después de deducir los gastos operativos, incluyendo las deudas y los asuntos fiscales relacionados.

En otras palabras, también se conoce como Flujo de Caja Libre para los Accionistas, ya que el dinero resultante se distribuirá entre los inversionistas principales del proyecto en cuestión.

Flujo de Caja Libre No Apalancado

Al dedicarse a la explotación de productos, servicios o bienes, una empresa obtiene ganancias o remuneraciones. La cantidad de dinero que pueda generar estará relacionada con su actividad operativa y, a través del Flujo de Caja Libre No Apalancado, se determina cuánto puede destinar al pago de deudas.

  Sistema de amortización: tipos, cálculo y ventajas de los sistemas francés, alemán y americano

Además, al Flujo de Caja Libre también se le conoce como el servicio de la deuda, ya que el dinero restante se distribuirá entre los acreedores.

¿Cómo se calcula el Flujo de Caja Libre No Apalancado?

Flujo de Caja Libre = Flujo de caja operativo – Gastos de inversión

  • Flujo de caja operativo: Representa la cantidad de efectivo que una empresa genera a través de sus operaciones comerciales. Se calcula restando los ingresos totales de los gastos totales de la empresa. La fórmula es:

Flujo de caja operativo = Ingresos totales – Gastos totales

  • Gastos de inversión: Representa el desembolso que una empresa realiza en adquisiciones de activos de capital, como la compra de maquinaria y equipo, construcción de instalaciones, entre otros. Los gastos de inversión se restan del flujo de caja operativo para determinar la cantidad de efectivo disponible después de las inversiones de capital.

Es importante tener en cuenta que existen diferentes variantes del Flujo de Caja Libre que pueden considerar otros elementos, como los impuestos y los cambios en el capital de trabajo. Sin embargo, la fórmula básica del Flujo de Caja Libre se muestra anteriormente.

¿Qué significa que el Flujo de Caja Libre sea negativo?

Como es de prever, un Flujo de Caja Libre negativo o en declive indica que la empresa no está generando un flujo de efectivo neto eficiente a partir de su productividad.

En situaciones extremas, esto es sinónimo de tomar decisiones extremas, como la venta de partes de sus inversiones, acciones o aumentar los títulos de deuda. Todo esto con el objetivo de mantener márgenes y niveles operativos óptimos para sus ingresos.

  Cálculo de finiquito con renta variable: Procedimiento y conceptos clave

También puede indicar un desequilibrio estratégico o táctico en la balanza de pagos y cobros de la compañía.

Resultado favorable del Flujo de Caja Libre

Por el contrario, un resultado positivo del Flujo de Caja Libre representa una empresa financieramente sólida. Básicamente, un flujo de efectivo neto elevado es una característica de las compañías rentables y en constante crecimiento.

Además, es una clara indicación de que la empresa puede pagar a sus inversionistas y acreedores, así como hacer frente a sus gastos operativos y continuar reinvertiendo.

Ratios que utilizan el Flujo de Caja Libre

Para evaluar una empresa, los ratios basados en esta métrica son esenciales.

  • Recuerde que debe compararlo con empresas similares y con el historial del sector y de la propia empresa.
  • Tenga en cuenta el tipo de empresa y el país en el que se encuentra.
  • Por ejemplo, las empresas japonesas son excelentes generadoras de efectivo pero a menudo tienen una asignación cuestionable del mismo.

Conclusión

El Free Cash Flow o flujo de caja libre es una medida fundamental para evaluar la rentabilidad de una empresa.

Los accionistas y propietarios deben prestar atención y supervisar cuidadosamente este flujo, ya que representa el capital disponible para reinvertir en el negocio, como la adquisición de nuevos activos, el pago anticipado de deudas, la distribución de dividendos o su reserva.

No dudes en comentar a continuación si tienes alguna pregunta o si necesitas más información. Estaremos encantados de ayudarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio