Experiencia como Sugar Baby: riesgos, precauciones y significado

sugar baby experiencia

En los últimos años, el término «Sugar Daddy» se ha vuelto popular en Internet, refiriéndose a hombres o mujeres mayores y adinerados que buscan la compañía de «Sugar Babys» a través de plataformas en línea. María Alejandra, una YouTuber colombiana, compartió su experiencia de tener un Sugar Daddy en España.

Respondiendo a la solicitud de sus seguidores, María Alejandra decidió contar en un video de YouTube lo positivo y lo negativo de contactar y mantener una relación con un Sugar Daddy.

«Sí, tuve un Sugar Daddy»

La YouTuber relata que mientras estaba de vacaciones en Islas Canarias, conoció a un hombre de 40 años en un sitio web de Sugar Daddy. Señala que antes de él, recibió propuestas de hombres y mujeres, pero la mayoría no tenían fotos en sus perfiles o enviaban mensajes demasiado directos.

  Comisiones de brokers: todo lo que necesitas saber

«Comenzamos a hablar de manera muy natural, nada era forzado (…) Después de un tiempo, me propuso ‘Oye, ¿por qué no vamos a desayunar? (…) Te pagaré 100 euros’ (…) Era un lugar público, así que dudé que me secuestraran», recuerda la joven.

La experiencia cambió durante la cita en el restaurante. Allí, el Sugar Daddy le preguntó si estaba interesada en firmar un contrato para cubrir los gastos de viajes y eventos. Ella no menciona en ningún momento si el trato incluía tener relaciones sexuales.

  Ventajas y desventajas de los comercios mayoristas: todo lo que necesitas saber

«Estas personas no necesariamente buscan tener relaciones, a veces solo necesitan compañía porque se sienten solos», enfatiza durante el video, que hasta la fecha ha sido visto más de 200 mil veces.

¿Qué significa «sugar daddy» en español?

Tener un Sugar Daddy: riesgos y precauciones

María Alejandra explica que establecer una relación con un Sugar Daddy a través de un contrato no la hacía sentir cómoda.

  Cómo apelar una multa de tránsito por mal estacionamiento

En dicho documento se detallaban los días, los horarios y las actividades programadas. «Desinstalé la aplicación y eso fue todo», añade.

Como recomendación para sus seguidores, la joven no aconseja tener un Sugar Daddy ni encontrarse con desconocidos a través de plataformas de redes sociales, ya que en numerosas ocasiones puede resultar en situaciones peligrosas. «Lo hice mientras estaba en las Islas Canarias, aquí en Colombia nunca lo haría».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio