Partes de una chapa de puerta: ¿Qué es y cuáles son sus componentes?

partes de una chapa para puerta

De manera inesperada, las cerraduras de las puertas pueden quedar atascadas o dañadas, lo que puede dificultar su apertura. En tales situaciones, no siempre es posible llamar a un profesional para obtener una solución inmediata. Por esta razón, es importante tener conocimientos sobre el funcionamiento y la composición de las cerraduras de puertas para poder buscar una solución por nuestra cuenta.

¿Qué es una cerradura de puerta?

Una cerradura o chapa es un mecanismo metálico utilizado en armarios, puertas, cajones, ventanas, etc., con el objetivo de evitar su apertura no autorizada. Normalmente, este mecanismo solo puede ser accionado utilizando una llave, que generalmente está hecha de bronce.

  Cómo saber si tengo multas de tránsito: guía completa y fuentes gratis en Chile

Afortunadamente, gracias a los avances tecnológicos, hoy en día existen diversos tipos de cerraduras de puerta, algunas más avanzadas que otras en términos de mecanismo. Además, también han surgido diferentes métodos de apertura de estas cerraduras, más allá del uso tradicional de las llaves.

¿Cuáles son las partes de una cerradura de puerta?

Como se mencionó anteriormente, existen diversos tipos de cerraduras en el mercado, pero la mayoría de ellas comparten seis componentes básicos:

  1. Bombín: Esta es una parte esencial de cualquier cerradura. Aunque puede confundirse con el término «bocallaves», el bombín es una parte diferente. También conocido como cilindro, es el lugar donde se inserta la llave para abrir o cerrar una puerta.
  2. Resbalón: También conocido como «golpe», esta es una parte importante, ya que mantiene una puerta cerrada incluso cuando el pestillo no está activado. Formado por una cuña, el resbalón se desliza fácilmente, permitiendo una apertura sencilla.
  3. Paletón o Bulones: Esta parte de la cerradura permite el cierre de una puerta u otro sistema de seguridad. Operando mediante el despliegue de los bulones, esta parte puede bloquear el cierre de manera efectiva.
  4. Cerradero: Es una placa metálica ubicada en el marco de la puerta que proporciona soporte completo a la cerradura. Aquí es donde los bulones y el resbalón trabajan juntos para abrir y cerrar la puerta.
  5. El Pomo: Este elemento, ampliamente conocido, permite accionar la cerradura desde dentro o desde fuera. Al accionarlo, el pomo oculta los golpes.
  6. Frontal: Es la parte lateral de la puerta que cubre la cerradura. Esta pieza es esencial ya que asegura la cerradura a la puerta.
  7. El Escudo: Esta última pieza actúa como una protección para el bombín, lo que dificulta su manipulación. Además, existen diferentes tipos de escudos que varían en su nivel de seguridad.
  Créditos blandos: características, ventajas y cómo solicitarlos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio